Internacionales

Doce muertos y más de 100 heridos en accidente en Polonia

* Bomberos trabajan con temperaturas de menos 12 grados * Más personas pueden estar atrapadas bajo los escombros

Varsovia/EFE
Doce muertos y ochenta heridos es el resultado, hasta ahora, del desplome del techo del Centro Internacional de Exposiciones de la ciudad polaca de Katowice, en la región de Silesia, que se hundió este sábado por causas desconocidas, por lo cual se teme que unas 500 personas hayan quedado atrapadas entre los escombros.
En el momento del accidente, la nave central de dicho centro de exposiciones acogía una exposición de palomas de raza. La Policía calcula que dentro del recinto donde ocurrió el siniestro podrían encontrarse unas quinientas personas y que de ellas, alrededor de 30 ya habían sido trasladadas a hospitales de la ciudad, con heridas y lesiones de diversa gravedad.
Las cadenas de la televisión informan, sin embargo, de doce muertos, aunque añaden que por el momento esa cifra no ha sido confirmada por la Policía ni por los bomberos.
El número de heridos acogidos por los hospitales de la zona es mayor de100 y la cantidad de personas que siguen sepultadas bajo los escombros ronda el centenar, según estimaciones de la Policía. En el rescate participan 70 equipos de bomberos y 200 policías, así como grupos de especialistas en rescate minero de las explotaciones de hulla cercanas al lugar del accidente.
Bajas temperaturas afectan rescate
La policía opina que el accidente pudo producirse al hundirse el techo de la nave ferial por culpa de la gruesa capa de nieve que lo cubría. Polonia sufre actualmente el más severo invierno de los últimos años, con temperaturas de hasta 12 grados bajo cero.
Los bomberos y policías, que participan en la operación de rescate de las personas sepultadas por el hundimiento del techo del Centro de Exposiciones de Katowice, temen que las heladas, con temperaturas de 12 grados bajo cero, puedan ser mortales para ellos, que la falta de equipos haga más lento el rescate y que las bajas temperaturas puedan suponer un gran peligro para las vidas de personas totalmente inmovilizadas o con heridas graves.
Según calculan los jefes de la operación de rescate, bajo los escombros pueden encontrarse todavía unas cien personas de las que muchas no podrán ser rescatadas sin los equipos pesados, los cuales no llegarán al lugar del siniestro hasta la mañana del domingo.
El accidente, que podría alcanzar proporciones dramáticas --algunas fuentes hablan de hasta mil personas-- ocurrió en el Centro Internacional de Exposiciones de ciudad de Katowice, en la región de Silesia.
Nave central se derrumbó
En el momento del derrumbe, la nave central de dicho centro de exposiciones, de unos 10.000 metros cuadrados acogía una exposición internacional de palomas mensajeras.
Entre los países con presencia en esa feria, según los medios de comunicación están Holanda, República Checa, Bélgica, entre otros.
Los equipos de socorro y la Policía, que mantiene acordonado el lugar, trabajan en estos momentos en la atención de las personas que lograron escapar del accidente. Todos los hospitales de la región se encuentran en estado de alerta y las autoridades de protección civil movilizaron también a todos los agentes de policía y bomberos.
Según la Policía, unas cuarenta personas ya han sido trasladadas a distintos centros hospitalarios, con heridas y lesiones de diversa gravedad. Un hombre informó a través de su teléfono móvil que desde el lugar en el que quedó atrapado vio varios cadáveres.
Según el relato aún desordenado de varias personas que se encontraban en el interior del edificio el techo de la nave de exposiciones se hundió en dos tiempos, primero la parte central y media hora más tarde los laterales.
Por su parte, el portavoz del gobierno, Konrad Ciesiolkiewicz anunció que se constituirá una comisión especial encargada de investigar el suceso y establecer sus causas.
"Yo solamente quiero recordar ahora que hace dos semanas el gobierno difundió un comunicado en el que recalcaba la necesidad de que se controlasen todos los tejados para eliminar el amontonamiento en ellos de nieve, lo que parece que pudo ser la causa del trágico siniestro de Katowice", dijo Ciesiolkiewicz.