Internacionales

Parlamento Europeo denuncia represión en Cuba

El Parlamento advierte sobre el “recrudecimiento” de la represión en la isla, e instan a los gobiernos europeos a tomar medidas contra el gobierno de Castro.

El Parlamento Europeo (PE) aprobará la próxima semana una resolución en la que constata que la política de diálogo de la UE con Cuba no ha servido para mejorar las libertades en la isla ni las relaciones entre ambas partes, por lo que pide a los Estados miembros "que obren en consecuencia".

La resolución ha sido promovida por el grupo del Partido Popular Europeo (PPE), pero su contenido ya ha sido pactado con el Socialista y el Liberal, lo que garantiza su aprobación en el pleno.

El borrador muestra la decepción del PE por que "no se hayan producido por parte de las autoridades cubanas las señales significativas que la Unión Europea viene reclamando en lo que se refiere al respeto pleno a las libertades fundamentales y, en especial, la libertad de expresión y asociación política".

Represión “recrudece”

En el texto se condena "el recrudecimiento de la represión", el aumento del número de presos políticos y la "prohibición" de que las Damas de Blanco -familiares de disidentes encarcelados- viajasen a Estrasburgo (Francia) en diciembre para recoger el premio Sajarov que entrega la propia Eurocámara.

"(El Parlamento) constata que estos hechos defraudan las aspiraciones de mejora de las relaciones entre la UE y Cuba, objetivo principal de los cambios introducidos por el Consejo en enero de 2005 a la posición común, y pide al Consejo que obre en consecuencia", reza el texto, que será votado en el pleno previsiblemente el jueves 2 de febrero.

En enero de 2005, el Consejo -ministros de Exteriores de la UE- levantó a propuesta de España las sanciones diplomáticas contra el régimen cubano impuestas año y medio atrás como respuesta a la detención y condena de 75 disidentes cubanos.

La UE pretendía así normalizar sus relaciones con La Habana, sin renunciar a los objetivos cifrados en su Posición Común sobre Cuba: democratización pacífica, promoción de los derechos y libertades fundamentales y mejora de las condiciones de vida de los cubanos.

Pero durante 2005 no se ha producido ni una sola liberación de presos políticos, cuyo número ha crecido desde los 294 de 2004, hasta 333, según la disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Sanciones europeas

La invitación a que los gobiernos "obren en consecuencia" es fruto del consenso entre los diputados conservadores partidarios de volver a implantar las sanciones y los socialistas, que defienden que "la posición actual, aunque no ha dado grandes resultados, los ha dado mejores que la situación anterior de relación abrupta", Raimon Obiols (PSOE), uno de los firmantes del texto.

Las sanciones diplomáticas europeas incluían la restricción de las visitas oficiales a la isla o la invitación a opositores a las recepciones en las embajadas en la Unión, una iniciativa que causó malestar en el Gobierno de Fidel Castro hasta el punto de cortar los contactos con las legaciones que la llevasen a la práctica.

El miércoles, antes del voto de la resolución, varios eurodiputados preguntarán a la presidencia de turno austríaca sobre sus perspectivas en la política hacia Cuba, que los Veinticinco prevén evaluar y, en su caso, revisar, el próximo junio.

En abril de 2005, el pleno del Parlamento Europeo ya condenó, a iniciativa del PPE y los liberales, y con la abstención entonces de los socialistas, "el súbito cambio de estrategia del Consejo y la suspensión de las sanciones".

La nueva resolución ha sido pactada por Populares, Socialistas y Liberales y lleva la firma entre otros de los españoles José Ignacio Salafranca (PP), Gerardo Galeote (PP) y Obiols.