Internacionales

Hamas consigue mayoría en elecciones palestinas


RAMALA /EL PAÍS AFP -Los islamistas de Hamas derrotaron ampliamente al partido oficial Fatah y consiguieron sorpresivamente la mayoría absoluta en las elecciones legislativas palestinas, un triunfo inquietante para la comunidad internacional, que el jueves instó al movimiento extremista a elegir entre las armas y la política.
Según los resultados oficiales divulgados este jueves, 24 horas después del cierre de los colegios electorales, Hamas consiguió 76 escaños sobre un total de 132, frente los 43 del Fatah, que representó las aspiraciones políticas del pueblo palestino durante más de 40 años. De esta forma, el movimiento radical no necesitará ninguna alianza para formar gobierno tras estos comicios legislativos, los primeros en 10 años, en los que la participación superó el 77%.
Cinco horas después del cierre de los colegios electorales y media hora después del anuncio de que la Comisión Electoral no difundiría datos provisionales hasta la mañana, una caravana de simpatizantes de Hamas apareció por una calle desierta. A esa hora, tampoco ellos se sabían vencedores. Ni uno solo de los sondeos a pie de urna pronosticaba una victoria islamista. Ninguna encuesta preelectoral auguro tampoco esa posibilidad.
Los propios militantes de Hamas no podían imaginar un triunfo de esta magnitud. Quizá por eso centenares de fieles del movimiento fundamentalista respondieron con gritos de “Alá es grande”, cuando ayer a primera hora de la tarde, en el corazón comercial de Ramala, una voz masculina proclamó por megafonía: “Os anuncio que hasta este momento Hamas ha ganado 80 escaños”.
Abdalá, “un palestino de a pie” que fue candidato del movimiento radical en las municipales, esperaba unos buenos resultados. Pero no una victoria, y menos con semejante contundencia.
Abdalá ofrece una pista de por qué los sondeos erraron. “Muchos de nuestros seguidores no quieren confesar su militancia porque tienen miedo”, explica. “Hace cuatro meses salí de la cárcel, estuve ocho años”. ¿Por qué motivo? “Básicamente por pertenecer a Hamas”. Dice que por el temor a volver a una prisión israelí, ni siquiera él hubiera dicho la verdad a un encuestador. Antes de despedirse, Abdalá quiere añadir una cosa: “Este triunfo es de Alá”.
La victoria de Hamas transformará la situación en Gaza y Cisjordania y puede provocar un verdadero terremoto político, ya que Israel y otros países implicados en el proceso de paz no están dispuestos a negociar con Hamas si no renuncia a la violencia.