Internacionales

Europa se muere de frío

La ola de frío ha dejado más de 200 muertos en el continente, afectando principalmente a Rusia, donde las temperaturas son menores a las 34 grados bajo cero.

La ola de frío y nieve, que ha matado a decenas de personas sin domicilio desde mediados de la semana pasada, siguió azotando hoy, martes, el este de Europa, en particular Ucrania y Polonia, y aumentando el consumo de gas a pesar de los problemas de abastecimiento.

Aunque Rusia es el país más castigado por el frío, con 84 muertos en menos de una semana, el balance de víctimas aumentó en las últimas horas en Polonia, donde han fallecido 39 personas desde el 19 de enero y 161 desde el principio del invierno. De las víctimas, 67 carecían de hogar, según la policía.

Al menos 26 personas murieron de frío el lunes y el martes en Ucrania, donde las temperaturas cayeron por debajo de -30 grados centígrados en algunas regiones, elevando a 77 el número de muertos desde la mitad de la semana pasada.

En Rumanía el frío se cobró la vida de 22 personas, la mayoría sin domicilio. Una decena de personas con graves sabañones seguían hospitalizadas el martes.

Trece personas murieron de frío en Moldavia en los últimos dos días, anunciaron el martes las autoridades, que esperaban una temperatura de -30 grados durante la noche.

En Bulgaria la ola de frío trajo temperaturas de -21 grados en el noreste y causó tres víctimas. En la región italiana de Bolonia fallecieron dos personas en las últimas 24 horas.

Frío ártico

Los records de frío fueron registrados en Alemania, con -36,2 grados en Futensee, en Baviera (sur) y en Polonia, con -35 grados en Stuposiany (sur).

Este frío polar tiene su origen en una corriente de aire ártico que desciende de las regiones más septentrionales de Rusia y coincide con una reducción de los abastecimientos de gas ruso, perturbados desde hace varias semanas por una disputa ruso-ucrania.

Polonia batió el lunes un récord absoluto de consumo de gas, a pesar de la disminución de los suministros contratados con Rusia. Se consumieron 61 millones de metros cúbicos de gas, frente a los 50 millones habituales en invierno, aunque el aprovisionamiento de gas ruso fue entre un 5% y un 7% inferior a las cantidades previstas en los contratos.

Italia, igualmente afectada por el frío y muy dependiente del gas ruso, tuvo que comenzar a utilizar sus reservas. Por octavo día consecutivo, el grupo petrolero y gasero italiano Eni anunció que el aprovisionamiento de gas ruso iba a ser insuficiente, con una falta de 6 millones de metros cúbicos sobre los 74 millones contratados, esto es, un 1,4% del consumo nacional.

Ahorro de gas

El gobierno italiano firmó el martes un decreto que establece medidas de ahorro de gas, entre ellas una reducción de la calefacción en edificios públicos y privados.

En Bucarest la compañía Distrigaz tuvo también dificultades para hacer frente a las demanda y cientos de habitantes quedaron sin calefacción.

En Turquía seis personas murieron y unas 50 resultaron heridas en accidentes de tráfico relacionados con el frío durante la noche del lunes. Con éstas son ya 17 las víctimas desde el sábado.

La ola de frío alcanzó Grecia en la noche del lunes, donde el termómetro bajó a -10 grados en el noroeste. Las autoridades griegas se preparaban a un nueva llegada de aves migratorias, posibles vectores de la gripe aviaria, a causa de las bajas temperaturas en el noreste de Europa.