Internacionales

Liberan a familia de Pinochet

Hijos y esposa del ex dictador chileno pagaron fianza entre 500 y 5 mil dólares, mientras se amplía proceso por millonaria defraudación fiscal y falsificación de pasaportes

La esposa y tres de los cinco hijos de Augusto Pinochet quedaron hoy en libertad, previo pago de una fianza, tras haber sido procesados, ayer lunes, como autores de delito tributario y que los dejó bajo arresto domiciliario.

La decisión de la Corte de Apelaciones de Santiago benefició a Lucía Hiriart, y sus hijos Jacqueline, María Verónica y Marco Antonio, la esposa de este último, Soledad Olave, el ex albacea de Pinochet, Oscar Aitken, y su secretaria personal, Mónica Ananías.

La resolución fue adoptada por unanimidad por los tres integrantes de la V Sala del tribunal de alzada, que escuchó a los abogados de los imputados y tardó más de cinco horas en resolver, mientras la familia del ex dictador esperaba en la Escuela de Gendarmería (guardia de prisiones).

El procesamiento del clan Pinochet fue dictado ayer, lunes, por el juez Carlos Cerda, que investiga las cuentas secretas del ex dictador chileno, quien los acusó de evasión tributaria entre los años 1980 y el 2005 por más de 3.500 millones de pesos (6,6 millones de dólares).

En el caso de las "cuentas secretas ", el militar de 90 años, está procesado desde noviembre pasado como autor de evasión tributaria, falsificación de documentos de la subsecretaría de Guerra, declaración falsa de bienes y de pasaportes.

El juez determinó que la familia Pinochet y sus colaboradores incurrieron en declaraciones y omisiones maliciosamente incompletas de sus inversiones en el exterior y en el delito de falsificación y uso de pasaportes falsos.

No localizan a una hija

El magistrado ha otorgado la libertad provisional a los imputados en la causa en consulta con la Corte de Apelaciones y previo pago de fianzas de entre 300.000 y tres millones de pesos (571 y 5.714 dólares, respectivamente).

El único de los hijos de Pinochet que se salvó de la resolución de delito tributario fue el primogénito, Augusto, al que no se le probaron causas de evasión, pero si se le procesó por falsificación de pasaportes.

La hija mayor, Lucía Pinochet, no ingresó a la Escuela de Gendarmería y aún no ha sido localizada, por lo que el juez Cerda dictó orden de arraigo y captura en su contra.

Fuentes allegadas a la familia han señalado que la hija mayor de Pinochet vive en la ciudad de Vicuña, a 400 kilómetros al norte de Santiago, desde donde puede que esté de viaje a Santiago.

De momento, la investigación judicial ha determinado que Pinochet acumuló en sus cuentas secretas una fortuna de 27 millones de dólares, por la que jamás tributó, sino que falseó sus declaraciones anuales de impuestos.