Internacionales

Muere Ibrahin Rugosa


El Gobierno de EU expresó su compromiso de seguir colaborando con el pueblo de Kosovo, para crear la sociedad demócrata y tolerante que soñó su presidente, Ibrahim Rugova, muerto ayer de cáncer de pulmón.
En un comunicado, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, aseguró que con la muerte de Rugova “EU ha perdido un gran amigo, y el pueblo de Kosovo, un gran líder”.
El presidente kosovar “lideró a su pueblo, a lo largo de momentos difíciles, y se ganó el respeto del mundo por su defensa de la paz y la democracia”, recordó Rice, quien agregó que el mandatario “trabajó para conseguir la unidad de los líderes de Kosovo y la esperanza para su pueblo”.
La muerte de Rugova, de 61 años, se produce cuando Kosovo, una provincia serbia administrada por la comunidad internacional y habitada por una mayoría albanesa partidaria de la independencia, se preparaba para comenzar las negociaciones sobre su estatuto definitivo.
Éstas han quedado aplazadas ante la muerte del presidente kosovar.
Rice afirmó que “pese a la pérdida de este liderazgo, el proceso seguirá adelante”.
Estados Unidos, prometió la secretaria de Estado, “seguirá colaborando con todo el pueblo de Kosovo para levantar una sociedad basada en los principios de democracia, derechos humanos y tolerancia étnica, los cuales el presidente Rugova valoraba tanto”.