Internacionales

Imparabable ola violenta estremece Guatemala


Once hombres, entre ellos cinco pandilleros juveniles, fueron asesinados ayer en la capital guatemalteca y sus periferias, lo que parece ser una imparable ola de violencia, informaron fuentes de socorro.
El portavoz de los Bomberos Municipales, Mynor Cholotio, dijo a ACAN-EFE que los cadáveres de cinco jóvenes, de entre 18 y 22 años, supuestos pandilleros juveniles, fueron hallados en el interior de un vehículo.
“Recibimos una llamada anónima que nos informó de unas personas fallecidas en las cercanías de la Granja Penal de Pavón”, explicó Cholotio.
Al llegar al lugar, los socorristas encontraron un vehículo, dentro del cual se encontraban las víctimas, “que al parecer pertenecían a la ‘Mara 18’, por los tatuajes que tenían en sus cuerpos”.
La fuente explicó que los cinco “fueron asesinados a tiros” y estaban atados de pies y manos.
Por otra parte, en una carretera desolada que de la capital conduce al municipio de Palencia al este, fueron hallados los cadáveres de tres hombres no identificados muertos a tiros.
Además, en un sector residencial del este de la capital, fue asesinado de cinco disparos en el cráneo, un joven de 18.
En Villa Nueva, en la periferia sur fue muerto a tiros un agente de seguridad privada, de 21 años; y en una carretera del norte de la ciudad fue hallado el cadáver de otro joven de 18 años. La Policía Nacional Civil (PNC) aseguró no tener pistas aún sobre estos asesinatos.
Los reportes de la PNC también indican que al menos seis hombres fueron asesinados el viernes, en diferentes lugares del país, entre éstos un joven de 15 años y un comerciante que se negaron a pagar el denominado “impuesto de guerra” que exigen los pandilleros juveniles a los vecinos.
Con estos hechos, suman ya 323 las personas muertas de forma violenta en este país centroamericano en lo que va de enero, entre éstas 12 menores de edad y 15 mujeres.
El presidente guatemalteco, Oscar Berger, ha reconocido que la violencia e inseguridad son “el talón de Aquiles” de su administración y dijo que combatir estos males, así como el tráfico de drogas serán las principales prioridades de su gobierno durante 2006.
Según estadísticas oficiales, el año pasado murieron de forma violenta en todo el país 5.500 personas, de éstas 4.329 con armas de fuego; 630 fueron mujeres, y 334 menores de edad.