Internacionales

¡Una ballena en el Támesis!

Todos los medios y la ciudad entera ha seguido el curso de la ballena que apreció hoy, viernes, en mero centro de Londres, donde equipos de rescate intentan mantenerla a salvo

Una ballena fue vista hoy, viernes, en el río Támesis, en el centro de Londres, desencadenando el asombro de los londinenses, mientras expertos intentan salvar al inmenso mamífero.
La ballena se convirtió en la noticia del día en la capital británica, donde las televisiones siguieron, desde la mañana del viernes, el recorrido del mamífero por las aguas del Támesis, pasando frente a varios lugares emblemáticos de esta ciudad, como el Parlamento y el reloj Big Ben.
El experto en ballenas del Museo de Historia Natural, Richard Sabin, afirmó que ésta es la primera vez en la historia que una ballena ha sido vista en el Támesis, al menos desde 1913, cuando se empezó a llevar registros de este río.
El cetáceo, de 4,57 metros de largo, era también el centro de atención de intrigadas gaviotas, así como de un helicóptero y una embarcación que lo acompañan en su recorrido por el Támesis, para evitar que el animal cause perturbaciones en el tráfico del río.
Mientras, en los puentes sobre el Támesis y en sus riberas, atónitos turistas y paseantes se agolpaban para ver al mamífero, que los expertos del Museo de Historia Natural creen que es una ballena nariz de botella, que puede alcanzar hasta seis metros de largo.
Podría estar lastimada

El experto de la fundación Sea Watch Peter Evans estimó que la ballena puede haberse desorientado mientras seguía a los peces.
Las ballenas suelen nadar en las aguas profundas del Océano Artico y en el norte del Atlántico, recordó.
"Se cree que la ballena podría estar lastimada", indicó una portavoz de la policía, que indicó que expertos del cuerpo de buceadores de la Marina van a examinar al animal.
Según la vocera, la ballena está bien, aunque "muy cansada".
Cuando pasó frente a la Noria del Milenio (el famoso London Eye), el cetáceo lanzó un gran chorro de agua, que salpicó todo a su alrededor.
"Vi cómo lanzaba un chorro de agua, fue una columna de agua que subió varios metros", declaró a la BBC Tom Howard-Vyne, que trabaja en el London Eye, del otro lado del Parlamento de Westminster.
La ballena "estaba de este lado del puente de Westminster y diez minutos más tarde estaba cerca de la Cámara de los Comunes", dijo Howard-Vyne. "Era una imagen asombrosa", subrayó.
Por su parte, los expertos se movilizaban para ayudar al animal.
La "ballena está respirando normalmente", dijo a la BBC Liz Sandeman, una médica de Marine Connection, una organización de protección de ballenas y delfines, que acompañó a otros expertos a examinar al cetáceo.
"Algunas personas creen que se ha perdido o que no se siente bien, pero es muy difícil decir por qué está aquí", dijo Sandeman, que advirtió que las numerosas embarcaciones en el Támesis podrían ser un peligro para el animal.
"También el ruido podría afectarla. El Támesis tiene mucho tráfico", dijo la médica.
A mediados de la tarde del viernes, la BBC abrió un concurso para bautizar a la ya popularísima y entrañable ballena.