Internacionales

Muere otro niño por gripe aviaria

* Ofensiva mundial contra la epidemia logra recaudar mil novecientos millones de dólares

Un niño de 11 años, al parecer, enfermo de gripe aviaria, falleció, el miércoles, en la ciudad turca de Erzurum (este), anunció el jefe del hospital local, citado por la agencia de noticias semioficial Anatolia.
El niño, oriundo de Mus (sudeste), murió mientras era trasladado de un hospital de la ciudad a otro, precisó el doctor Akin Aktas, citado por Anatolia.
Se han enviado muestras a Ankara para que sean analizadas y se determine si estaba contagiado por la gripe aviaria, agregó.
En tanto, la primera ofensiva mundial coordinada contra la gripe aviaria cuenta, desde el miércoles, con 1.900 millones de dólares, gracias al compromiso adoptado por un centenar de países donantes y organizaciones internacionales que participaron en la conferencia internacional de Pekín.
“Quiero agradecer a todos los países que se comprometieron tan generosamente”, declaró el coordinador de las Naciones Unidas para la lucha contra la pandemia, David Nabarro, al terminar la conferencia.
“El mundo mostró que quería dar una verdadera respuesta a la amenaza”, la cual constituye la potencial transformación del virus, altamente patógeno, en una cepa transmisible de un ser humano a otro, agregó.
Las donaciones alcanzaron la suma estimada como necesaria por el Banco Mundial para ayudar a los países infectados o amenazados a que luchen contra la epizootia.
El paquete de 1,900 millones de dólares (1,000 millones en donaciones y 900 millones en préstamos) incluye una línea de créditos de 500 millones de dólares, abierta por el Banco Mundial.
Estados Unidos es el mayor donante, con la promesa de dar 334 millones de dólares, según las cifras oficiales obtenidas por la Comisión Europea. Le siguen la Unión Europea (UE), con 260 millones (Comisión + contribuciones nacionales de los Estados miembros) y Japón, con 159 millones.
Entre los países miembros de la UE, Francia y Gran Bretaña son los principales contribuyentes, con 31,9 y 35,5 millones de dólares, respectivamente.
El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, había pedido a las delegaciones que no perdieran tiempo.
“No hay tiempo que perder. Debemos estar preparados”, declaró, por videoconferencia, Annan.
“Todos los países comparten la responsabilidad de combatir esta enfermedad”, destacó el presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, quien también intervino desde el extranjero, a través de video.
El plan de acción, definido por las organizaciones internacionales competentes para la salud humana, la salud animal y la agricultura, pretende erradicar, en los criaderos de aves, la cepa asiática del virus H5N1.
La prioridad de esta acción será la instauración de redes de detección e intervención rápidas, acompañadas por campañas de información a la población y la dotación de fondos de compensación para los campesinos que declaren tener pollos o patos enfermos.
También se constituirán reservas de medicamentos antivirales, en previsión de un eventual contagio humano.
El dinero podrá ser colocado en un fondo administrado por el Banco Mundial, ser entregado directamente de un país a otro para programas precisos, o ser destinado a organizaciones competentes, ya sea la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) o la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE).
Estas organizaciones estarán encargadas del seguimiento de los fondos entregados.
La conferencia de donantes había comenzado, el martes, con un sentimiento de urgencia debido a la súbita aparición de focos de infección y de contagios de seres humanos en Turquía.
En ese país, 21 personas fueron contaminadas. Un niño de 11 años, al parecer enfermo de gripe aviaria, falleció el miércoles, en la ciudad turca de Erzurum (este), lo que podría hacer ascender el balance de víctimas en Turquía, a cinco.
Por otra parte, China confirmó la muerte de una mujer, de 35 años, debido a la gripe aviaria. Éste se convierte en el sexto fallecimiento humano, debido al virus patógeno H5N1, en este país.