Internacionales

Moscú a 37 grados bajo cero

Una ola de frío afecta la capital rusa, lo que ha hecho que las compañías energéticas recorten los suministros de gas y electricidad.

La ola de frío que afecta hoy, miércoles, la parte europea de Rusia ha dejado al menos 24 muertos y obligado a introducir en Moscú un régimen especial de consumo de electricidad para ahorrar energía.

En la región de Novgorod (noroeste del país), donde las temperaturas alcanzaron -27 grados centígrados, 12 personas murieron de hipotermia durante la noche, principalmente vagabundos, según la agencia Interfax.

En Volgogrado, sobre el Volga, donde el termómetro llegó hasta -30, 10 personas -ocho vagabundos y dos jóvenes en estado de ebriedad- murieron de frío, y otras cinco tuvieron que ser hospitalizadas con síntomas de congelación, según Itar-Tass.

Masas de aire frío procedentes de Siberia se apoderaron de la capital, donde el mercurio también marcó -30. Dos personas murieron de frío y otras 15 tuvieron que ser hospitalizadas por hipotermia en la capital durante la noche.

Sin electricidad

Las autoridades advirtieron a 206 empresas en Moscú y 47 en su periferia que estarán privadas de electricidad, informó el diario financiero Vedomosti. Asimismo, una de las plazas bursátiles de Moscú se vio obligada a interrumpir sus operaciones a comienzos de la tarde.

En Moscú, el frío debería alcanzar el jueves su apogeo, con una temperatura prevista de menos 37 grados, coincidiendo con la fiesta rusa ortodoxa del bautismo de Cristo o "bautismo de agua".

Siguiendo la tradición, cientos de rusos se bañan ese día en las aguas heladas de los ríos para purgar sus pecados. Los médicos temen que este año se produzcan incidentes.

El récord de frío, -42 grados registrados en Moscú en 1940, debería mantenerse, según los meteorólogos rusos, que predicen una subida de las temperaturas, hasta los -15 grados, durante el fin de semana.