Internacionales

Otro niño contagiado con gripe aviaria

* Un menor más ha sido infectado y lucha por su vida en un hospital, donde se informa que ha empeorado

La gripe aviaria afectó a otro niño en Turquía, país donde la enfermedad ya causó la muerte de cuatro personas e infectó a otras 21, entre las que se incluye un pequeño de cinco años lucha por su vida en Van (este), anunció el martes el centro de crisis del ministerio de Sanidad.
El nuevo enfermo es oriundo de Dogubeyazit, una región cercana a Irán de la que también procedían las cuatro víctimas mortales turcas --todo ellos también niños-- por el virus H5N1, precisó el centro de crisis ministerial.
Éste explicó que un primer análisis dio positivo, por lo que ahora se enviará una segunda muestra a Londres para un segundo control.
La noticia del nuevo caso de gripe aviaria en el este de Turquía coincide con el comienzo, en Pekín, de una reunión internacional para recaudar los fondos necesarios para luchar contra la propagación de la enfermedad.
Paralelamente, el pequeño de cinco años, también originario de Dogubeyazit e ingresado en el hospital de Van por estar infectado con el virus H5N1, empeoró este martes.
“Ayer (lunes) su infección en los pulmones se agravó”, explicó por teléfono a la AFP Huseyin Avni Sahin, el médico jefe del hospital de Van, para quien el estado del niño, llamado Muhammed, es “más grave que la víspera”.
La hermana del pequeño, Fatma Ozcan, de 16 años, murió el domingo en el mismo hospital, pasando así a ser la cuarta persona fallecida en Turquía debido a la gripe aviaria.
Los dos niños estuvieron en contacto con pollos infectados y fueron llevados demasiado “tarde” al hospital, seis días después de que se declararon los síntomas, explicaron los médicos.
El Tamiflú, el medicamento antiviral eficaz para combatir el H5N1 (de los laboratorios farmacéuticos suizos Roche), debe ser administrado en las primeras 48 horas tras la aparición de los síntomas iniciales para que tenga capacidad suficiente para contrarrestar la enfermedad.
Turquía es el primer país fuera del sudeste asiático donde la gripe aviaria hizo su aparición, a finales de diciembre, en Dogubeyazit, antes de propagarse rápidamente al oeste de la nación, a las puertas de Europa.
En total, doce infectados reciben tratamiento médico y, según las autoridades sanitarias turcas, otras cinco personas abandonaron el hospital ya curadas.
La cepa H5 de la gripe aviaria fue confirmada, hasta el momento, en 13 de las 81 provincias de Turquía. Sin embargo se sospecha que la enfermedad afecta también a otras 16 provincias del país.
Poco antes del anuncio del nuevo contaminado, el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan defendió a su ejecutivo de las críticas por la gestión de la crisis y aseguró que Turquía está preparada para luchar contra la enfermedad.
“Turquía reaccionó hasta el momento con éxito contra la enfermedad y nuestros ciudadanos no tienen motivos para tener miedo”, aseguró Erdogan ante los miembros de su grupo parlamentario.
“Empezamos el trabajo cuando apareció el primer caso de gripe aviaria en Asia”, explicó el primer ministro, al precisar que la detección del virus se llevó a cabo en Turquía a principios de 2004.
Las autoridades turcas, asimismo, prosiguieron este martes con la campaña de sacrificio de aves para evitar la propagación de la enfermedad. Hasta el momento fueron sacrificadas 931,000 aves, principalmente en el este del país. Por su parte, más de un centenar de países donantes y organizaciones internacionales intentan recaudar en los próximos dos días, en la capital china, unos 1,500 millones de dólares para frenar una eventual pandemia de gripe aviaria.
Numerosos países, incluida Turquía, están representados por sus ministros de Sanidad en la conferencia de Pekín, lo que demuestra la importancia otorgada a esta reunión organizada por China, el Banco Mundial y la Unión Europea (UE). Desde Pekín, Roche anunció que suministrará a la Organización Mundial de la Salud (OMS) 20 millones de nuevas dosis de Tamiflú, que permitirán realizar dos millones de tratamientos y que se añadirán a los otros 30 millones de dosis que el laboratorio suizo se comprometió en 2005 a suministrar en caso de pandemia.
La UE, por su parte, aportará 120 millones de dólares a un plan de acción mundial contra la gripe aviaria, cuya financiación debe decidirse el miércoles, al término de la reunión de Pekín, explicó a la AFP el comisario europeo de Sanidad, Markos Kyprianu.