Internacionales

Muere un “casco azul” de la ONU en Haití

Las fuerzas de la ONU han perdido ya ocho soldados en la isla, desde que la organización decidiera intervenir en el conflicto interno que ha creado violencia y caos en Puerto Príncipe. Desde febrero de 2004 más de 7 mil 500 “cascos azules” tratan de mantener el orden.

Un soldado jordano de la ONU murió baleado y dos resultaron heridos este martes en la capital de Haití cerca del suburbio de Cité Soleil (norte de Puerto Príncipe) en un tiroteo con desconocidos, dijo AFP un responsable del batallón jordano.

Este es el segundo soldado jordano y el octavo de las fuerzas de la ONU caídos en Haití desde el 2004. Cerca de la mitad de las tropas jordanas están destinadas en las cercanías de Cité Soleil, donde viven 300.000 personas y controlada por bandas armadas.

La semana pasada, organizaciones de la sociedad civil haitiana habían acusado a los soldados jordanos de negarse a entrar al barrio para dominar a los grupos armados que medran allí.

La violencia ha sido desenfrenada en Haití en los últimos meses. Cientos de haitianos manifestaron el lunes en las afueras de la sede de la misión de los cascos azules de la ONU, en Puerto Príncipe, para exigir mejoras en la seguridad pública.

Las fuerzas de paz de 7.500 efectivos de la ONU, la mayoría latinoamericanos, fue enviada a Haití para mantener el orden tras el derrocamiento en febrero de 2004 del presidente Bertrand Aristide.