Internacionales

China extiende sus tentáculos en todo el mundo

* El gigante asiático despliega esfuerzos para dotarse de reservas estratégicas en los cuatro rincones del planeta

PEKÍN /AFP -China, segundo consumidor de petróleo del mundo después de Estados Unidos, sigue extendiendo tentáculos en todo el planeta para saciar sus necesidades en energía, cada vez mayores por su espectacular crecimiento económico.
El gigante asiático despliega esfuerzos para dotarse de reservas estratégicas en los cuatro rincones del planeta --África, Oriente Medio, América del Sur y Asia Central--, y no duda en implantarse en los países más ignorados por las multinacionales petroleras, como Birmania, Sudán o Irán.
En 2004, su consumo creció un 19% sumando 314 millones de toneladas (8% del consumo mundial), de los cuales 122,7 millones fueron importadas.
Para 2005, sus importaciones de petróleo crudo son evaluadas en 130 millones de toneladas, un 5% más que en 2004, año en el que ya habían aumentado +34,8% respecto del anterior.
China se convirtió en importadora de petróleo en 1993, cuando ya se esbozaba su emergencia como una nueva potencia económica.
En los últimos años, con un espectacular crecimiento de su PIB cercano al 10%, China ha multiplicado acuerdos y adquisiciones en el mundo para asegurar su abastecimiento energético.
Esa política seguirá en 2006. El canciller chino, Li Zhaoxing, inició esta semana su primera gira del año por seis países de África, un continente cada vez más cortejado por China, por su petróleo y sus minerales.
En los años 1960 y 1970, la China maoísta se enfrentaba en terreno africano por razones ideológicas a Occidente y a la Unión Soviética, aportando su apoyo a movimientos de liberación nacional.
Pero desde mediados de la década de los 90, China --convertida en la economía más dinámica del planeta-- tiene razones de índole económica.
Así, África es ahora para el gigante asiático una de las tres fuentes prioritarias de abastecimiento energético, con Asia central y la Siberia rusa.
El canciller Li llegará el 16 de enero a Nigeria, justo una semana después de que la compañía petrolera china China National Offshore Oil Corp (Cnooc) anunciara una toma de participación del 45% --por 2.268 millones de dólares-- en una zona petrolera frente a las costas de este país, primer productor de crudo de África.
Esta operación le permitió a la Cnooc recuperarse del revés sufrido el año pasado, cuando intentó infructuosamente hacerse --ni más ni menos-- con la compañía petrolera norteamericana Unocal Corp.
A fines de junio de 2004, Cnooc había sorprendido a los mercados mundiales al anunciar una propuesta de compra de Unocal por 18,500 millones de dólares.
Pero, ante la abierta oposición de la clase política de Estados Unidos, la empresa china renunció a la operación, y Unocal fue finalmente adquirida por la también estadounidense Chevron, pese a que ésta ofrecía un precio menor.