Internacionales

Jornada electoral chilena avanza con calma

Cinco horas después de comenzadas las votaciones, los chilenos acudieron con fluidez y calma a las urnas, a pesar del altas temperaturas que afectan al país suramericano.

La tranquilidad es la característica general en los comicios en los que los chilenos eligen un nuevo presidente, en una jornada con la que culminó una larga contienda que se definió en dos rondas.

Al mediodía (9 de la mañana hora de Nicaragua), cinco horas después de comenzadas las votaciones, se habían constituido el total de las 32.498 mesas receptoras de sufragios, informó el subsecretario del Interior, Jorge Correa.

El subsecretario subrayó la tranquilidad con que se ha desarrollado la jornada pese a las altas temperaturas que se han registrado en todo el país y que en Santiago ha bordeado los 30 grados centígrados.

Bajo un tórrido sol, los 8.200.000 electores formaron largas filas en los locales de votación, custodiados por militares desarmados, en los que el proceso electoral se desarrolló con fluidez y sin las aglomeraciones de la primera vuelta cuando también se eligieron diputados y senadores.

El subsecretario agregó que el primer cómputo será entregado solamente cuando se haya escrutado el diez por ciento de la votación, lo que debería ocurrir alrededor de las 18.30 horas local (9:30 hora de Nicaragua). Las autoridades prevén, asimismo, que el último cómputo oficial podría estar alrededor de las 2.:00 horas locales (5 de la mañna en Nicaragua).

Diputado agredido

Incidentes menores y la agresión a un diputado derechista fueron los puntos negros de la jornada, cuyo foco de atención se centró en la votación de los candidatos y del presidente Ricardo Lagos, que fue aclamado por una multitud que le proclamó candidato para el año 2010.

Lagos, que entregará el cargo el próximo 11 de marzo al candidato que sea elegido hoy, tiene una aprobación inédita en la historia de Chile del 75 por ciento, según las encuestas.

Tras emitir su voto, Lagos destacó la tranquilidad reinante en el país y la normalidad del proceso electoral y se declaró convencido de que "ésta va ser una gran fiesta democrática, como es tradicional en Chile".

El senador electo Pablo Longueira, de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), quien fue recibido con empujones e insultos en su lugar de votación, en la comuna obrera de La Pintana.

En incidentes similares a los de la primera ronda, Longueira fue atacado con piedras, agua, monedas y gritos de "asesino", incidentes en los que fueron detenidas dos personas.

El ministro portavoz, Osvaldo Puccio, manifestó el repudio del gobierno al ataque sufrido por Longueira y anunció una investigación para que "sean castigados quienes instigaron y actuaron en este hecho punible que empaña el proceso electoral".

En esta jornada también han sido detenidas dos personas por negarse a participar como vocales de mesa y un indio mapuche que, aparentemente bajo los efectos del alcohol, provocó incidentes al votar y levantó reivindicaciones de las etnias autóctonas.