Internacionales

Empieza a llegar ayuda internacional a Turquía


ANKARA /AFP -La ayuda internacional para luchar contra la gripe aviaria comenzó a llegar a Turquía, el primer país donde el virus H5N1 causó la muerte de seres humanos fuera del sudeste y el este de Asia.
Turquía recibirá 35 millones de dólares en donaciones y préstamos en el marco de un programa patrocinado por el Banco Mundial para ayudar a los países afectados a luchar contra la gripe aviaria, anunció el viernes el ministro turco de Agricultura, Mehdi Eker.
Quince millones de dólares de préstamos del Banco Mundial son completados por 20 millones de dólares de donaciones procedentes de un fondo alimentado por países y organizaciones internacionales, precisó Eker.
La finalidad de dicho proyecto es mejorar la capacidad técnica y las infraestructuras del país para combatir la enfermedad, que causó la muerte de tres personas y contaminó a otras 15 en Turquía.
La Comisión Europea prometió adjudicar a los países afectados por la gripe aviaria 80 millones de euros, 35 millones de los cuales serán para Asia. El monto destinado a Turquía no fue precisado.
Las autoridades turcas también pueden contar con un adelanto de cuatro millones de euros tomados de los fondos de "ampliación" de 2007, en el marco de las negociaciones de adhesión a la Unión Europea iniciadas en octubre.
Estados Unidos anunció el viernes que enviará un equipo de expertos a Turquía para "evaluar la situación" y "apoyar los esfuerzos" internacionales destinados a contener la epidemia.
Expertos del Departamento de Estado, de los ministerios de Agricultura y de Salud, así como de la Agencia para el Desarrollo Internacional, "llegarán el lunes a Ankara", precisó el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack.
El presidente de Francia, Jacques Chirac, llamó el viernes al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, para expresarle su "solidaridad" y proponerle la ayuda francesa contra la epidemia de gripe aviaria, según el Eliseo.
Las autoridades sanitarias están investigando la muerte sospechosa de una niña de dos años y medio el viernes en Diyarbakir, en el sudeste de Turquía.
Pero de acuerdo con Eker, esa niña era tratada desde hacía tiempo por una infección pulmonar, y se cree que no se trataba de un caso de gripe aviaria.
El virus mortal H5N1 apareció a fines de diciembre en el extremo este del país y rápidamente se propagó hacia el oeste, hasta las puertas de Europa, afectando aproximadamente a la tercera parte de las 81 provincias del país.
Cerca de 600.000 aves de corral fueron sacrificadas en las zonas infectadas y peligrosas para evitar la propagación del mal, al tiempo que se lanzaba una campaña masiva de sensibilización en todo el país, según el ministro de Agricultura.
Los diarios turcos señalaron el sábado el caso de tres niños de Van (este) y de Samsun (nordeste) contaminados por el temible virus que recuperaron totalmente la salud después de haber sido tratados en el hospital.
Según un médico citado por el diario Hürriyet, los niños fueron salvados por un buen sistema inmunitario, una rápida atención médica después de que estuvieron en contacto con pollos, y por un tratamiento con Tamiflu, el medicamento antiviral considerado actualmente como el más eficaz contra esta enfermedad.
En cambio, las tres víctimas que murieron de este mal, que pertenecían a la misma familia de Dogubeyazit (este), fueron hospitalizadas varios días después de la aparición de los síntomas.