Internacionales

Aumentan peticiones para que Agca vuelva a la cárcel


Pocos días después de la excarcelación de Mehmet Ali Agca, el turco que en 1981 intentó asesinar al papa Juan Pablo II, varias voces en Turquía exigieron que sea detenido de nuevo, al considerar que no ha cumplido la pena que le fue impuesta.

Entre otros expertos judiciales turcos, el ex ministro de justicia Hikmet Sami Turk, citado hoy por la televisión local NTV, aseguró que "el tiempo que ha estado Agca en la cárcel no fue bien calculado", y que éste debía ser liberado en 2014.

Agca, de 48 años, y acusado de haber asesinado en 1979 al periodista turco Abdi Ipekci, salió en libertad el pasado jueves gracias a un polémico indulto que ha generado una grave controversia judicial en el país. Turk, autor de la ley de 1999 que ha permitido la excarcelación del extremista, aclaró que éste "no debe beneficiarse de esa ley que sólo amnistía a los que cometieron crímenes antes de abril de 1981".

Agca disparó e hirió el 13 de mayo de 1981 al papa Juan Pablo II en la plaza de San Pedro, y fue condenado a cadena perpetua en Italia. Después de cumplir unos 20 años de la pena en Roma, fue indultado y extraditado a Turquía en junio del año 2000.

Con Turk coincidieron otros dos ex ministros de Justicia turcos, así como Turguc Kazan, abogado de la familia del periodista al que Agca asesinó en 1979. Tras salir de la cárcel y pasar reconocimiento médico en un hospital militar que tendrá que decidir si debe incorporarse al Ejército para cumplir el servicio militar, Agca desapareció en las calles de Estambul.

Según las leyes turcas, el extremista liberado debe comparecer todos los días en una comisaria de policía hasta que el hospital militar emita un informe, posiblemente mañana, lunes, sobre si puede o no cumplir el servicio militar. Sin embargo, tras ser examinado, el mismo día de su liberación, Agca logró escabullirse por la puerta de atrás del hospital evitando a la prensa, sin que se sepa de su paradero ni si se tendrá que incorporar a filas.