Internacionales

Bachelet: la mitad del Gabinete serán mujeres

Sebastián Piñera promete un millón de puestos de trabajo si vence en las presidenciales de mañana.

Doscientos mil chilenos asistieron el jueves en el centro de Santiago al cierre de la campaña de la socialista Michelle Bachelet, candidata de la coalición de centroizquierda Concertación Democrática y favorita en las elecciones presidenciales del domingo. Ante una riada de banderas y pancartas que ocupaban la Alameda, Bachelet prometió que la mitad de sus ministros serán mujeres.

A 120 kilómetros de la capital, en Valparaíso, Sebastián Piñera, candidato de la derechista Alianza por Chile se comprometió a crear un millón de empleos si vence mañana en las urnas.

Después de casi tres horas de actuaciones musicales culminadas por el español Miguel Bosé -recibido por los gritos de admiradores tanto entre el público como en la tribuna de invitados-- y por el himno nacional chileno, Bachelet aprovechó sus últimas palabras en campaña para reclamar la herencia “de los presidentes de la democracia”. Citó a los democristianos Patricio Aylwin y Eduardo Frei, al socialista Ricardo Lagos y se declaró “orgullosa de ellos”.

Tras dos meses continuados de campaña electoral ya está todo dicho y así el discurso de Bachelet, quien había permanecido en la tribuna durante las actuaciones musicales saludando a los artistas y tarareando algunas canciones, fue breve. “Yo no he hecho promesas en la campaña. He asumido compromisos y los voy a cumplir”.

Gabinete femenino

En lo concreto, Bachelet anunció que la mitad de su Gobierno estará compuesto por mujeres y pidió a aquellos que no la votaron en la primera vuelta que “se sumen a este proyecto”.

También hubo espacio para los guiños a la Democracia Cristiana, el socio de la Concertación que ha apoyado sin fisuras a la candidata socialista a pesar de los cantos de sirena lanzados desde la candidatura de Piñera. Bachelet citó a un sacerdote chileno canonizado por Benedicto XVI. “Como dijo San Alberto Hurtado, nadie merece ser pobre”.

Ayer Bachelet subrayó que había recibido críticas “tremendamente machistas” durante la campaña donde en algunos círculos se puso en duda su capacidad de alcanzar la jefatura del Estado por el hecho de ser mujer. “No me ofendo por ese tipo de cosas que entiendo son estrategias electorales”, añadió.

Junto a Bachelet se encontraba la tribuna el ex presidente del Gobierno español, Felipe González, quien a pesar de su apoyo explícito a la candidata socialista horas antes dedicó elogios a Piñera a quien calificó de “hombre brillante y con un equilibrio que merece la pena considerar”.

© EL PAIS, SL. Todos los derechos reservados.