Internacionales

Nueva tormenta Chávez-Washington


El presidente venezolano Hugo Chávez dijo hoy que la negativa de EEUU a que España utilice su tecnología en los aviones que ha vendido a Venezuela es un "atropello imperialista".
"Esto es evidencia del horroroso imperialismo que Washington quiere imponerle al mundo. Denuncio una vez más el atropello del imperialismo estadounidense contra el pueblo y el gobierno venezolanos", dijo Chávez.
La referencia de Chávez al problema de los aviones españoles se produjo durante la rendición de cuentas que anualmente realiza ante la Asamblea Nacional.
"He sido informado antes de entrar aquí que el gobierno español ha dado una respuesta que no conozco, aun cuando la respuesta ya la dio el ministro español de Defensa, José Bono, cuando vino a Caracas a firmar el contrato de los aviones de transporte", añadió Chávez.
El gobernante venezolano leyó luego las causales esgrimidas por EEUU para oponerse a la venta y dijo que esa acción de Washington "es el principio de una nueva agresión contra Venezuela que sólo está comenzando".
"Pero esa nueva ofensiva de Mr. Danger (así llama Chávez al presidente de EEUU, George W. Bush) va a fracasar y se va a estrellar una vez más, porque la verdad y la fuerza moral está de nuestra parte", añadió el gobernante.
Chávez amplió su referencia a la compra de equipos militares con un caso similar al español, ocurrido con Brasil.
"El comandante de la Fuerza Aérea, general Roger Cordero, me informó de que también hay problemas con la compra de aviones de entrenamiento a Brasil", indicó el presidente venezolano.
Venezuela quiere comprar aviones "Supertucano" fabricados por Embraer, pero la venta ha sido, al parecer, vetada porque los aviones de serie llevan motores estadounidenses.
"El 18 o el 19 de enero iré a Brasilia para una reunión con Lula (el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva) y con Kirchner (el presidente argentino Néstor Kirchner) y supongo que aclararemos esto", anunció Chávez.
El presidente añadió que, en todo caso "no hay problema porque en Moscú y Pekín también hacen buenos aviones"
Chávez completó su comentario recordando que pronto llegarán a Venezuela los primeros helicópteros rusos, de un lote inicial de diez, y los fusiles comprados en ese país europeo.
El gobernante aclaró que la compra de armas no figura entre las prioridades de su gestión, aunque reconoció la necesidad de reponer los equipos obsoletos.
"Las armas no son nuestra prioridad, nuestra prioridad es el desarrollo social y económico, pero somos un país amenazado, bajo la mira del imperio más poderoso del mundo y tenemos que mantener una mínima capacidad de defensa", argumentó el gobernante.
Chávez señaló que Venezuela ha desarrollado un nuevo concepto de defensa pensado en una hipotética invasión estadounidense que consiste en una guerra total.
"Si vienen no se enfrentarán sólo a los militares, se enfrentarán a todo el pueblo, que saldrá a defender su país y su soberanía", señaló Chávez.
El embajador de EEUU en España, Eduardo Aguirre, se reunió la víspera con el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, y conversó por teléfono con el titular de Defensa, José Bono, para comunicarles que su Gobierno había denegado las licencias solicitadas por EADS-CASA para transferir a Venezuela la tecnología estadounidense de esos aviones.
El Gobierno español anunció hoy que los contratos firmados con Venezuela para la venta de doce aviones militares "se deben cumplir", por lo que se sustituirán los componentes fabricados en EEUU por tecnología de otro origen