Internacionales

Sharon regresó al quirófano


El primer ministro israelí, Ariel Sharon, ha sido trasladado de nuevo esta noche (tiempo local) al quirófano donde le han efectuado una breve intervención, informó el hospital Hadasa de Jerusalén.
La intervención, que ya ha concluido, estuvo destinada a retirar un sistema de catéteres empleado para drenar las hemorragias que sufrió, dado que la última tomografía computerizada, efectuada esta noche, reveló una ligera mejora en su estado y que no había restos de sangre en el cerebro.
Los médicos también han aprovechado la oportunidad para insertarle una nueva línea intravenosa en el brazo, a fin de evitar una infección.
El primer ministro israelí ingresó hace ocho días en el hospital Hadasa Ein Karem de Jerusalén aquejado de un fuerte dolor de cabeza y presión en el pecho.
Poco después de su hospitalización sufrió varios derrames cerebrales, que requirieron una serie de intervenciones a fin de drenar la sangre que se le había acumulado en el cerebro.
Cráneo abierto
En los últimos días Sharon había mostrado una leve mejoría e incluso había movido sus extremidades, poco después de que los médicos le fueran reduciendo de forma paulatina el suministro de sedantes, que lo mantenían en un estado de coma inducido desde su hospitalización.
Según el diario "The Jerusalem Post", el primer ministro tiene permanentemente abierto una sección del cráneo, que le fue extraída al objeto de poder intervenir con rapidez y drenar los líquidos del cerebro, así como medir la presión intra-craneal.
El rotativo informa hoy de que esa sección supone un cuarto de la masa ósea que compone el cráneo.