Internacionales

Sharon muestra actividad cerebral


El primer ministro israelí, Ariel Sharón, respondió hoy a determinados estímulos y movió ligeramente su brazo y su pierna derecha, al tiempo que respiró de forma espontánea, aunque sigue sedado y persiste su situación de gravedad.
El parte médico hecho público esta tarde por el director del Hospital Hadasa Ein Karem de Jerusalén, el profesor Shlomo Mor Yosef, subraya la mejoría de Sharon, aunque lo hace con todas las cautelas.
"El primer ministro movió su brazo y su pierna derecha en respuesta a algunos estímulos", manifestó Mor Yosef, quien resaltó que sigue conectado a un respirador artificial, aunque respira de forma independiente.
Mor Yosef reveló que las constantes vitales del paciente permanecen estables, excepto la presión sanguínea, lo que calificó de "un signo muy positivo".
Este parámetro, precisó, ha aumentado debido a la estimulación a la que ha sido sometido el primer ministro, tras la retirada gradual de los sedantes, que lo mantenían en estado de coma inducido desde que fue hospitalizado el pasado miércoles.
"Esta ha sido una reacción pequeña pero significativa, un hecho muy positivo", subrayó Mor Yosef, quien fue cauto al advertir de que Sharón aún permanece en una situación grave.
Muy pronto para diagnósticos
Por su parte, el profesor Félix Umanski, director del departamento de neurocirugía, declaró que se ha comenzado a retirarle de forma gradual la anestesia, y que el hecho de que respire de forma espontánea y se mueva "es un paso importante".
El neurocirujano aclaró, no obstante, que es muy pronto aún para ofrecer un diagnóstico o determinar el momento en que pueda hablar o incorporarse.
"Estamos realizando exámenes al primer ministro y reduciendo la anestesia....un proceso que llevará unos días", agregó.
"El proceso de despertar al primer ministro puede llevar largo tiempo, incluso si se paraliza completamente el suministro de sedantes", afirmó.
El especialista también explicó que los próximos pasos que seguirán los médicos serán ver si Sharon puede mover sus extremidades.
Félix Umanski recordó que el primer ministro israelí fue operado de una hemorragia en el lado derecho de su cerebro y no dio más detalles acerca de cómo puede afectar este hecho a su capacidad motriz.
Se refirió, sin embargo, a que "aún es muy pronto para determinar si el primer ministro tiene paralizado el lado izquierdo" de su cuerpo.
También señaló que los movimientos que hizo Sharon se debieron a la respuesta natural al dolor y no fueron actos reflejos.
Hay actividad cerebral
Con todo, el jefe del equipo de cirujanos que ha intervenido al dirigente israelí en tres ocasiones desde su ingreso hospitalario recalcó que es prematuro hacer un diagnóstico sobre cuál será la evolución del paciente.
Pese a la grave situación de Sharon, las pruebas que se le practican constantemente indican la existencia de actividad cerebral, aunque quiso enfatizar que aún no ha abierto los ojos.
Los médicos comenzaron este lunes a reducir las dosis de anestesia administradas para despertarle, tras haber sido intervenido quirúrgicamente de tres derrames cerebrales sufridos desde el miércoles.
"Esta ha sido la primera fase, y hemos informado porque creemos que es de interés, pero el proceso (de reanimación) durará varias horas e incluso días, y no vamos a convocar (ruedas de prensa) cada vez", destacaba esta mañana el portavoz del hospital ante la expectación de más de cien periodistas de todo el mundo.
Según los especialistas, las fases más avanzadas del proceso, una vez que el primer ministro esté completamente despierto, son las cognitivas, en las que se le pedirá mover articulaciones.
El doctor José Cohén, médico de origen argentino que ha participado en todas las intervenciones al jefe del Gobierno israelí, dijo ayer domingo que "las posibilidades de supervivencia de Sharon son muy altas, pero su capacidad para razonar y sacar conclusiones se verá afectada".
El asesor jurídico del Gobierno, Menahem Mazuz, está a la espera de un parte médico detallado sobre las facultades de Sharón para decidir si el traspaso de poderes al jefe de Gobierno en funciones, Ehud Olmert, es permanente.
Olmert asumió los poderes ejecutivos en la noche del miércoles, aunque de momento no ha tomado decisiones de peso, a la espera de que se confirme la incapacidad total o parcial de Sharon.