Internacionales

Muro une a gobiernos vecinos de Estados Unidos

* Buscarán estrategias conjuntas para disminuir muertes de migrantes * México es el país más afectado

Miami, EEUU / EFE
El polémico proyecto de levantar un muro que frene el paso de inmigrantes ilegales a EU reunirá en México a varios cancilleres latinoamericanos, que debatirán sobre el drama humano de miles de personas que anhelan una vida mejor.
El endurecimiento de la política migratoria que se debate en EU llevará a los cancilleres de México, Centroamérica y Colombia y al vicecanciller de la República Dominicana a buscar, a partir del próximo lunes en la capital mexicana, una posición común frente a la iniciativa.
Estos gobiernos tienen también la tarea de sugerir otras opciones y estrategias conjuntas para afrontar el problema migratorio, que causa cada año la muerte de centenares de personas que intentan la peligrosa aventura.
Se prevé que en la reunión salga a relucir la importancia de las remesas en dólares que reciben los familiares de quienes logran cruzar la frontera y cómo éstas soportan cada vez más las economías nacionales.
Endurecimiento de política migratoria de Estados Unidos
La construcción de un muro entre México y EU es parte de una medida de endurecimiento migratorio aprobada por la Cámara de Representantes en diciembre pasado, que debe ahora aprobar el Senado estadounidense para que se convierta en ley.
De salir adelante, México sería el país más afectado, ya que cada año centenares de miles de emigrantes intentan entrar en EU para sumarse a unos diez millones de sus compatriotas que ya residen allí, la mitad de ellos indocumentados.
Los mexicanos en EU enviaron en 2005 más de 20.000 millones de dólares a su país.
El canciller de México, Luis Ernesto Derbez, ha dicho que el objetivo de la reunión será analizar cómo percibe cada país “la legislación que intenta aprobar EU, así como qué tipo de acciones debemos desarrollar de manera conjunta”.
La canciller colombiana, Carolina Barco, dijo que su país “siente lesionados sus intereses en política migratoria y tiene interés en que dicha política se revise. Esta es una oportunidad para que se revise en unión de Centroamérica y países del Caribe como la República Dominicana”.
Más que medidas de contención de los inmigrantes, se deben “tender puentes para un entendimiento constructivo”, declaró a EFE el canciller de Honduras, Mario Fortín.
Hondureños envían
más de mil millones
a su país
En 2005, EU deportó a más de 18.000 hondureños, y unos 505 murieron en el camino, cuando cruzaban territorio de México. Según la Cancillería hondureña, alrededor de un millón de sus ciudadanos viven en el exterior, en su mayoría en EEUU, que anualmente envían más de 1.000 millones de dólares en remesas.
Más de 92.000 guatemaltecos fueron deportados de EU y México en 2005 y el gobierno de Guatemala estima que unos 300 intentan llegar sin documentos a EU cada día. Durante el pasado año los guatemaltecos recibieron 2.993 millones de dólares de sus familiares EU.
Un total de 17 salvadoreños murieron en 2005 cuando intentaban avanzar hacia, mientras 35.882 fueron deportados de México y 7.154 de Estados Unidos.
Cifras extraoficiales calculan en 200.000 los costarricenses en EU, y según el Congreso estadounidense, entre enero y julio de 2005 las autoridades detuvieron a 700 nacionales de ese país que cruzaron de forma ilegal la frontera.
Casi mil 200 nicas deportados
La deportación de nicaragüenses indocumentados aumentó en más de 300 en 2005 y llegó a 1.189 hacia mediados de diciembre pasado, según datos oficiales. Frente a este panorama, el Gobierno mexicano encabezó el plan para lograr una posición común con Centroamérica, Colombia y la República Dominicana contra la iniciativa estadounidense.
Sin embargo, esta realidad también tiene en jaque a varios países en Suramérica, en donde crece cada año el número de emigrantes hacia EU. “Todo Estado está en su derecho de controlar la inmigración ilegal, pero no con medidas extremas”, dijo a EFE un portavoz de la Cancillería de Ecuador.