Internacionales

Gripe aviaria ataca a humanos en Turquía

* Análisis confirman presencia del virus en los tres

Un laboratorio británico indicó que los análisis realizados demuestran que tres turcos, entre ellos dos niños que fallecieron en el este del país, fueron contagiados con el virus de la gripe aviaria, anunció el viernes un responsable del Ministerio de Salud turco.
“Solamente dos de las tres personas fallecidas han dado positivo”, declaró el número dos del Ministerio de Salud, Necdet Unuvar, durante una conferencia de prensa.
“La otra persona que dio positivo está siendo atendida en el hospital” de Van (este), añadió.
Las autoridades de esta localidad oriental turca habían anunciado que tres niños de una misma familia fallecieron en los últimos días por el virus H5N1 de la gripe aviaria.
Pero Unuvar explicó que una de las pruebas realizadas a uno de estos niños había dado negativo, sin especificar cuál de ellos.
El domingo murió el primer miembro de la familia Koçyigit, Muhammed Alí, de 14 años, seguido por su hermana el jueves por la mañana, Fatma, de 15.
Hulya Koçyigit, hermana de las dos primeras víctimas, de 11 años, falleció la mañana del viernes en el hospital de Van debido a la variante humana de la gripe aviaria, anunciaron sus médicos.
Esta niña, que se encontraba desde hacía varios días bajo terapia intensiva y respiración asistida, falleció, anunció Huseyin Avni Sahin, jefe de los médicos del hospital, al canal de televisión NTV.
Un cuarto niño de la misma familia se encuentra hospitalizado en un nuevo posible caso de gripe aviaria en humanos.
La familia estuvo en contacto prolongado con pollos enfermos, explicó el miércoles el ministro turco de Salud, Recep Akdag.
Unas 26 personas están siendo tratadas actualmente en Van por síntomas similares a los de la gripe aviaria, precisó Sahin, citado por los medios turcos.
Tres pacientes se encuentran en estado grave, agregó.
Los enfermos son tratados con Tamiflu, el único medicamento considerado eficaz para luchar contra el virus de la gripe aviaria.
Más de 5.000 cajas de este medicamento fueron enviadas a las provincias del este de Turquía, donde aparecieron la mayoría de los focos de infección del país, indicó Unuvar.
Otras seis personas, entre ellas cinco niños pertenecientes a una misma familia, fueron hospitalizadas en Diyarbakir, principal ciudad del sudeste, por síntomas muy similares a los de la gripe aviaria, anunció el viernes un responsable local.
Las autoridades continúan las tareas de desinfección en la ciudad para evitar la propagación del virus. Las aves de la zona fueron sacrificadas y los equipos sanitarios, vestidos con trajes especiales y máscaras, iban de puerta en puerta para pedir a los habitantes que entregasen los pollos y patos que criaban para su consumo personal, constató un fotógrafo de la AFP.
Dogubeyazit se encuentra a unos 100 km de otro foco de gripe aviaria detectado la semana pasada, en la aldea de Aralik, cerca de la frontera con Armenia, en la ruta de los pájaros migratorios.
Las autoridades impusieron la cuarentena en la región después de que se encontraran aves que dieron positivo a los análisis del virus H5N1 de la gripe aviaria.
Al menos cuatro nuevos focos de infección del virus fueron confirmados en el este de Turquía, anunció el jueves al anochecer el ministro turco de Agricultura, Mehdi Eker.
Unas 1.300 aves murieron en estos focos, confirmados o sospechosos, y otras 7.000 fueron sacrificadas, precisó Eker.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) trató el viernes de tranquilizar a Europa y pidió que no cunda el pánico tras las muertes por la gripe aviaria en Turquía, aunque la enfermedad está ahora a las puertas del Viejo Continente.
La infección está “circunscrita a una provincia” del este de Turquía donde las aves están contagiadas y “no hay que tener pánico innecesario”, declaró a la prensa Fadela Chaib, portavoz de la OMS.