Internacionales

Fujimori desafía al gobierno peruano


El ex presidente peruano Alberto Fujimori, detenido en Santiago con fines de extradición, fue inscrito este viernes como candidato para aspirar por cuarta vez a la Presidencia peruana en las elecciones de abril próximo, aunque es posible que la Corte Electoral rechace su postulación.
Keiko Sofía Fujimori, hija mayor del ex mandatario, representa a su padre en la inscripción que se desarrolló en presencia de decenas de simpatizantes del líder de la agrupación fujimorista ‘Sí Cumple’.
La fórmula presidencial que encabeza Alberto Fujimori, de 67 años, la integran también Luisa Cuculiza, como candidata a la primera Vicepresidencia, y el empresario Germán Kruger, como candidato a la segunda Vicepresidencia.
El acto marcó la reaparición en Lima de la hija de Fujimori, de 28 años, ex primera dama de Perú durante el gobierno de su padre y que reside en Estados Unidos.
La inscripción fue precedida por una marcha de respaldo y una manifestación de casi medio millar de simpatizantes de Fujimori, entre los cuales figuró su hermano Santiago, quien reapareció en un acto partidario después de cinco años.
El entusiasmo y frenetismo de sus seguidores, que portaban pancartas con el lema “El chino ya viene, nada lo detiene”, se caracterizó por el color naranja que llevaban en sus vestimentas y que identifica a su partido.
La inscripción es un desafío a las autoridades peruanas que sostienen que el ex presidente está inhabilitado para postular y ejercer cargos públicos, por estar suspendidos sus derechos políticos hasta 2011, debido a una sanción del Congreso.
La candidatura corre el riesgo de durar apenas unos días y no prosperar, si el Jurado Electoral acepta la inhabilitación política impuesta por el Congreso en 2001, que lo sancionó por haber abandonado la Presidencia en el año 2000.
La agrupación ‘Sí Cumple’ es en realidad la suma de tres partidos fujimoristas: Cambio 90, Nueva Mayoría y Sí Cumple, que no lograron formalizar una alianza debido a observaciones del Jurado Electoral a su inscripción.
Fujimori ha sido excluido de los sondeos por decisión de las encuestadoras que consideran que al estar impedido de ser candidato su mención no contribuía a tener una percepción clara de las intenciones de voto con candidatos hábiles.
Hasta mayo Fujimori figuró en los sondeos con resultados que fluctuaban entre 15 y 18%. Los fujimoristas aseguran que el apoyo en las calles bordea el 30%, encima de la derechista Lourdes Flores y el nacionalista Ollanta Humala, que marchan de la mano a la cabeza con un empate técnico de 21%.
Los reflectores de la prensa se concentrarán ahora en la batalla legal que se librará para que el Jurado dé o no luz verde a la candidatura de Fujimori. Según la ley no pueden postular a cargos públicos quienes cumplen una condena judicial, lo cual no es el caso del ex presidente, quien sólo es un procesado.
En los últimos dos meses simpatizantes fujimoristas realizaron protestas y ocuparon por horas hasta cuatro aeropuertos del interior del país, exigiendo que se acepte la candidatura del ex mandatario.
Según el jurista Francisco Eguiguren, la participación de Fujimori es inviable debido a la sanción del Congreso.
En diciembre, el Jurado Electoral planteó observaciones a la inscripción de Fujimori como líder de la alianza ‘Sí Cumple’ por tener suspendidos parcialmente sus derechos políticos hasta 2011.
Perú pidió el lunes pasado formalmente la extradición de Fujimori, a quien acusa de 12 cargos por presuntos delitos de corrupción y de violaciones a los derechos humanos.
Fujimori está detenido en Santiago desde el pasado 7 de noviembre, al día siguiente de arribar sorpresivamente a Chile desde Japón, donde residió durante cinco años desde su renuncia en noviembre de 2000.
En 1990 fue elegido por primera vez. En 1995 logró ser reelecto, y en 2000 obtuvo un polémico tercer mandato en medio de observaciones de la misión electoral de la OEA. A fines de 2000 un escándalo de corrupción lo arrastró y acabó con su gobierno.