Internacionales

Evo Morales culmina su gira europea

* Empresas “contrabandistas” serán erradicadas de Bolivia, anuncia

El presidente electo boliviano, Evo Morales, afirmó el viernes ante un centenar de empresarios franceses que su gobierno respetará a los inversores extranjeros y les garantizará unas “ganancias equilibradas”, pero erradicará a “las empresas contrabandistas que no pagan impuestos”.
“Las empresas que invierten en nuestro país deben respetar las normas bolivianas, y tienen derecho a recuperar su inversión y derecho a la ganancia, pero de manera equilibrada con el Estado boliviano”, dijo ante empresarios y representantes del cuerpo diplomático internacional en París.
“Pese a las inmensas riquezas de la madre tierra somos muy pobres, porque esas riquezas han sido saqueadas durante siglos. Sin embargo, ella nos sigue dando, hace 15 años no se hablaba del gas natural boliviano. Y ahí están el oro y la plata del Potosí”, dijo.
“El pueblo boliviano ha votado para que se nacionalice esta riqueza. El Estado tiene que ejercer el derecho de propiedad, industrializar los recursos naturales y establecer como en Venezuela acuerdos con empresas” extranjeras, explicó.
En un intento de tranquilizar y “des-satanizar” a los indígenas que él representa, y que son un 62,2% de la población boliviana actual, Morales contó que la noche anterior soñó con la época en que era “pastor de llamas y ovejas en los arenales” bolivianos, y habló de los recursos naturales de la tierra, “nuestra madre tierra, la Pachamama”.
“En lugar de satanizar a nuestro movimiento político, Estados Unidos debería más bien estar agradecido, estoy convencido de que en Bolivia no hay unas FARC o un Sendero Luminoso --como sucede en Colombia y Perú-- justamente gracias a nuestro movimiento político que ha nacido en los pueblos, decididos a cambiar las cosas con votos y no con balas”, dijo. “En mi país existe una mafia política, y nos damos cuenta que va a ser difícil todavía quitarles la mamadera, como decimos, a esa mafia política. Nuestro tema central es que queremos refundar Bolivia”, reiteró.
“En la lucha por la Independencia, en la época colonial, participaron nuestros antepasados. Sin embargo, cuando se ganó esa lucha no participamos en la fundación de Bolivia. Entre los constituyentes no había Quechuas,ni Aymaras, ni Guaraníes”, recordó. “Respetamos a Simón Bolívar, quien encabezó la fundación de Bolivia, pero no ha habido participación de nuestros antepasados entre los constituyentes”, afirmó.
“Ese estado colonial está aún vigente en este momento. Queremos cambiar ese estado mediante la democracia, mediante la conciencia, para eso hemos convocado a una Asamblea Constituyente”, dijo, recordando como un ejemplo de las injusticias sociales el que esté vedado a los indígenas ingresar al Colegio Militar para aspirar a ser generales de las fuerzas armadas bolivianas.
“Cuando un joven indígena se presenta al Colegio militar se les excluye, se les margina. En Venezuela he visto generales hasta morenos, negros, como decimos, y también en Cuba, pero en mi país no puedes ver un general de sangre indígena”, reveló.
Evo Morales reconoció que aún tiene “mucho por aprender” para poder gobernar de la mejor manera a su país. “Es una nueva responsabilidad, tengo que escuchar, aprender los secretos de la políticas monetarias y financieras. Yo soy bueno para plantar la coca, para marchar, y no conozco otro tema. Ahora quiero aprender a resolver nuestros problemas”, dijo.
Decenas de estudiantes e intelectuales bolivianos y latinoamericanos que no pudieron ingresar a la reunión con los empresarios franceses siguieron las palabras de Morales por pantallas de televisión gigantes instaladas en varias salas de la Casa de América Latina, aplaudiéndolo con fervor.