Internacionales

Incendio y derrumbe de edificio en La Meca


Al menos veinte peregrinos murieron y varias decenas resultaron heridos al derrumbarse este jueves un edificio en La Meca (oeste), primer lugar santo del islam en Arabia Saudí, donde cientos de miles de fieles se disponen a cumplir los ritos del Hadj (peregrinación).
“Al menos 20 personas murieron y 59 resultaron heridas en el hundimiento” del inmueble a causa de un incendio, señaló el portavoz del ministerio de Salud, Khaled al-Mirghalani.
El último balance aportado por fuentes oficiales saudíes señaló que las víctimas mortales oscilaban entre 15 y 18.
Los equipos de socorro seguían buscando supervivientes entre los escombros del edificio, que se derrumbó en una calle muy transitada por vehículos y peatones, declaró a la AFP el portavoz del ministerio saudí del Interior, general Mansur al Turki.
El responsable de la seguridad del Hadj, el general Alouani Jedaui, afirmó poco antes que el balance provisional ascendía a “18 muertos y 49 heridos” al tiempo que señaló que el inmueble afectado era viejo.
Un peregrino francés, presente en el lugar, aseguró a la AFP que 23 personas murieron y más de 80 resultaron heridas en el derrumbe del edificio de nueve plantas situado a 50 metros de la Gran Mezquita de La Meca.
“He contado 23 cadáveres”, dijo Abderrahmane Ghul, presidente del Consejo Representativo del Culto Musulmán en la región francesa de Provenza-Alpes-Costa-Azul.
“Había mucha gente fuera” rezando frente al edificio, continuó Ghul. “Era el momento de la oración”, precisó.
“La mayoría de los muertos estaban en el exterior”, agregó antes de puntualizar que en ese edificio se alojaban peregrinos llegados de los Emiratos Árabes Unidos e India para participar en la peregrinación, que empieza el domingo y para la cual ya viajaron a La Meca alrededor de un millón de personas.
“Mis dos hermanos están dentro”, se lamentaba Aïcha ben Jaber, una tunecina que no pudo acercarse al lugar del drama impedida por las fuerzas de seguridad.
Según otro musulmán, “el inmueble se hundió inmediatamente después de la tragedia”.
“Era un espectáculo parecido al de los ataques del 11 de septiembre de 2001 (en Estados Unidos)”, describió. “Vi cómo la gente salía corriendo, pidiendo ayuda”, remarcó.
Más de 2,5 millones de peregrinos viajarán en el presente año hasta La Meca para cumplir con el Hadj, según cifras oficiales.
Arabia Saudí, que se proclama guardiana de los dos lugares santos del islam, La Meca y La Medina, trata de evitar que se repitan las mismas aglomeraciones en las que murieron 251 personas en 2003 y 1.426 en 1990.
Asimismo, las fuerzas de seguridad se encuentran en estado de máxima alerta en previsión de una posible infiltración de activistas islámicos en un momento en que llevan a cabo una amplia operación contra los miembros de la organización terrorista Al Qaida, autora de varios sangrientos atentados en el país.