Internacionales

Ariel Sharon sufre grave infarto cerebral

* Un infarto grave significa que ha habido profundos daños”, afirman médicos

El primer ministro israelí, Ariel Sharon, fue hospitalizado de urgencia tras sufrir un nuevo infarto cerebral “grave” el miércoles, informó el director del centro hospitalario donde está ingresado.
Sharon, de 77 años, estaba anestesiado y recibía respiración asistida en el quirófano, informó Shlomo Mor Yossef, director del hospital Hadassa Ein Karem de Jerusalén, donde ingresó el primer ministro.
El secretario del gabinete israelí, Israel Maimon, dijo que el ministro de Finanzas y viceprimer ministro Ehud Olmert, ocupará provisionalmente las funciones del jefe de Gobierno. “Ha sufrido un grave infarto cerebral y está anestesiado”, declaró el director del centro hospitalario situado en las afueras de Jerusalén. “Un infarto grave significa que ha habido profundos daños”, aseguró el profesor a los periodistas.
Sin embargo, Mor Yossef señaló que esto “no significa necesariamente que (los daños sufridos) tengan un efecto duradero”. Este es el segundo infarto cerebral que sufre Sharon en menos de un mes.
Maimon explicó, a los periodistas congregados ante el hospital, que Sharon se sintió indispuesto cuando se encontraba en su rancho en el sur del desierto de Negev y que fue trasladado inmediatamente al hospital. “Dado que Sharon necesita tratamiento, he hablado con el fiscal general (Menachen Mazuz) y el viceprimer ministro Olmert y se ha decidido que Olmert asumirá los poderes” del primer ministro.
Sharon, que en febrero cumplirá 78 años, llegó en ambulancia al hospital y fue trasladado inmediatamente a la unidad de traumatología en una camilla, y según la radio local estaba consciente.
El primer ministro israelí iba a ser sometido el jueves a un cateterismo cardíaco, una intervención que consiste en introducir un pequeño tubo de plástico flexible, el catéter, por una vena para obturar una pequeña perforación en su corazón.
Este defecto podría haber sido la causa del infarto cerebral que sufrió el pasado 18 de diciembre, provocado “por un coágulo de sangre procedente del corazón”, según señalaron sus médicos entonces.
Sharon sufrió su primer infarto cerebral en el camino entre su residencia oficial en Jerusalén y su rancho. Al ser dado de alta, los médicos le pidieron que permaneciese en Jerusalén para, en caso de que se repitiera el problema, pudiera recibir tratamiento inmediatamente.
Pero después de permanecer dos días en reposo, el primer ministro volvió a trabajar para preparar la elección general a la cabeza de Kadima, el nuevo partido creado por él en noviembre.
Esta nueva hospitalización de Sharon se produce a dos meses y medio de las elecciones legislativas israelíes, previstas para el 28 de marzo, en las que el primer ministro espera ser reelegido.
El anterior ingreso de Sharon al hospital no afectó en nada a la popularidad de Kadima, el partido que creó en noviembre, según los sondeos realizados. Según un sondeo realizado el 22 de diciembre, Kadima (“Adelante”, en hebreo) obtendría 40 diputados de un total de 120 en la Cámara, en comparación con 19 para el Partido Laborista de Amir Peretz, los 15 para el Likud de Benjamin Netanyahu y los 9 para el partido ortodoxo sefardí “Shass”.