Internacionales

Irak empieza 2006 con al menos 55 muertos


Al menos 55 personas murieron este miércoles y varias decenas resultaron heridas en diversos ataques en Irak, 37 de ellas en un atentado suicida cometido en un funeral chiíta al norte de Bagdad.
“Treinta y siete personas murieron y 45 resultaron heridas, muchas de ellas gravemente”, informó un responsable del hospital de la ciudad de Moqdadiya, a 100 km al norte de Bagdad, revisando al alza el último balance de 35 muertos.
“El atentado fue perpetrado por un kamikaze que llevaba un cinturón de explosivos” y que se hizo estallar durante un funeral en el cementerio de Moqdadiya, indicó la fuente.
Se trata del atentado suicida más mortífero desde el 6 de diciembre de 2005, cuando 40 agentes, entre policías y reclutas, murieron y otros 70 resultaron heridos en un doble ataque suicida en la Academia de Policía de Bagdad, reivindicado por el brazo de Al Qaida en Irak, dirigido por el jordano Abú Musab al Zarqaui.
Según la Policía, el kamikaze se mezcló en el cementerio con el centenar de personas que se habían reunido para enterrar a uno de los guardaespaldas de un responsable del partido chiíta Dawa, que murió a causa de las heridas de bala sufridas el martes en un ataque.
En Bagdad cinco personas murieron y otras 13 resultaron heridas en un atentado con coche bomba cerca de un puesto de Policía de Kazimiya, al norte, y un miembro de un comando de Policía del Ministerio de Interior murió, y otros 18 resultaron heridos en una emboscada tendida por hombres armados.
Otro coche bomba explotó cerca de un restaurante popular en Dura, en el sur de la capital, causando tres muertos y 11 heridos, según una fuente de la seguridad.
Dos camioneros que formaban parte de un convoy que transportaba gasolina fallecieron el miércoles en un ataque armado al oeste de Samarra, al norte de Bagdad, indicó la Policía.
Otro camionero que transportaba combustible también resultó muerto horas antes en un ataque cerca de Baiji, a 200 kilómetros al norte de Bagdad.
Anteriormente un alto funcionario del Ministerio de Petróleo fue asesinado con su hijo en Bagdad, según fuentes de la seguridad pública.
En Kirkuk, en el norte de Irak, dos civiles murieron y otros dos resultaron heridos en un atentado con coche bomba dirigido contra un convoy estadounidense, según la Policía. En Baaquba, a 60 km al noreste de Bagdad, una institutriz falleció y dos civiles resultaron heridos tras la explosión de un artefacto artesanal contra su autobús. Dos personas también resultaron muertas en otros ataques en el país.
Estas violencias se producen mientras las exportaciones de bruto iraquí por las terminales sur del país han aumentado a 1,55 millones de barriles diarios (mbd), tras haber alcanzado recientemente su nivel más bajo a 1,1 mbd, según el portavoz del Ministerio de Petróleo en Bagdad.
“Las exportaciones por las terminales del sur han alcanzado el nivel de 1,55 mbd desde ayer (martes), tras la mejora de las condiciones climáticas y la solución de algunos problemas técnicos”, indicó Assem Jihad.