Internacionales

Ola de atentados en Bagdad

* Violentas protestas contra alza de combustibles

BAGDAD /AFP -Al menos siete muertos y cerca de medio centenar de heridos es el balance de la ola de atentados que sacudió este domingo a Irak, de nuevo escenario de protestas contra la subida de la gasolina, mientras se confirmó la liberación de dos rehenes.
Dos personas murieron al salir de una mezquita sunita cuando varios hombres armados abrieron fuego, en el sur de la capital, relató una fuente de la seguridad.
Un religioso de la corriente chiíta radical de Moqtada Sadr fue abatido por hombres armados en Mahmudiya, en el sur de la capital.
Otros dos iraquíes perdieron la vida por disparos en dos ataques separados en Bagdad.
También murió un policía por disparos, cuando abandonaba el trabajo en su vehículo, en Mosul, indicó la Policía de esta ciudad del norte de Irak, donde otros dos policías resultaron heridos en la explosión de una bomba.
Durante el día estallaron al menos 12 coches bomba y dos artefactos, sobre todo en Bagdad y en el norte del país, aunque el número de víctimas se ha visto limitado, dado que las calles estaban semidesiertas al ser día festivo.
Once personas fueron heridas por tiros después de un atentado suicida con coche bomba contra una patrulla estadounidense en Hajaj, en el norte del país, donde otro atentado similar contra el convoy del director general de Salud, Saba Mohammed Amine, hirió a cuatro personas en Kirkuk.
Bagdad volvió a concentrar buena parte de la violencia terrorista, que dejó al menos a 17 personas heridas.
La buena noticia del día llegó con la liberación de un líbano-chipriota y un libanés secuestrados.
El líbano-chipriota Garabet Chekerjian fue liberado el día 31 por la noche y tiene buena salud, según la embajada de Líbano en Bagdad.
El rehén llegó a Irak en agosto de 2003 con la empresa libanesa Jetco Trading Company. Después de su secuestro, esta empresa anunció el cese de sus actividades en este país en respuesta a las exigencias de los secuestradores.
Éstos, que dicen pertenecer al "Grupo de Incitación del Bien y del Mal", le acusaron de trabajar para una sociedad de distribución de alcohol que colaboraba con "los ocupantes".
A cambio de su liberación exigían 20.000 dólares, pero después de que su empresa pagara el rescate, pidieron 2 millones de dólares, según la familia.
También fue liberado el libanés Camille Nasif Tanus, secuestrado el jueves en Bagdad.
"Tiene buena salud y se encuentra en su domicilio de Bagdad", indicó el encargado de negocios de la embajada de Líbano en Bagdad, Hassan Hijazi, según la agencia de prensa oficial libanesa Ani.
Sudán confirmó la liberación de cinco rehenes, entre ellos un diplomático de su legación en Bagdad, secuestrados el 23 de diciembre en la capital iraquí.
La decisión del gobierno, el pasado 18 de octubre, de triplicar el precio de la gasolina siguió levantando protestas entre la población.
En Kirkuk, una persona perdió la vida y cuatro resultaron heridas en la represión policial de una manifestación contra la penuria de carburante, que acabó con el incendio de dos gasolineras y las oficinas de la compañía nacional de petróleo.
La Policía impuso el toque de queda en esta ciudad petrolera del norte del país. También en Basora, en el sur, cerca de mil personas salieron a la calle.
Un oleoducto fue blanco de un atentado que provocó un importante incendio cerca de la refinería de Dura, en el sur de Bagdad.
En la refinería de Baiji, en el norte de Bagdad, se restableció la distribución de productos petroleros, abriendo la puerta a una reanudación de la producción, indicó el portavoz del Ministerio del Petróleo.
La refinería suspendió la producción el 21 de diciembre debido a las amenazas terroristas contra los choferes de los camiones cisternas después del aumento del precio de la gasolina.