Internacionales

Maras dejan diez muertos diarios en El Salvador


El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, pidió hoy, martes, a la policía y a su nuevo director, Rodrigo Avila, una "revisión" de las estrategias para combatir el crimen organizado y las pandillas juveniles que generan un promedio de 10 muertos diarios.
"¿Qué significa revisar los planes de seguridad? Significa mejorarlos, poner a la gente adecuada en cada área, revisar los planes significa relanzar todas y cada una de las áreas operativas", señaló Saca en una rueda de prensa en la Casa Presidencial.
"El nuevo director de la policía tiene, desde el primer instante que asuma, la responsabilidad de mejorar todo el trabajo policial, de lo que se trata es de mejorar en el más corto plazo que sea posible", sostuvo Saca.
Ola de violencia
El lunes el mandatario anunció que, a partir del próximo 1 de enero, tomará su puesto como nuevo director de la Policía Nacional Civil (PNC) Rodrigo Avila, en sustitución del comisionado Ricardo Menesses, quien fue delegado como agregado policial de El Salvador en Estados Unidos.
Avila tomará el mando en momentos en que el país es azotado por una grave ola de violencia.
La violencia es percibida por la población salvadoreña como uno de los principales problemas que les aqueja.
Saca indicó que "los cambios" en las labores operativas de combate a la violencia que tiene que impulsar la PNC incluyen el "mejoramiento" del plan Super Mano Dura, mediante el que reprime a las pandillas conocidas como "maras".
Cifras de la Policía Nacional Civil señalaron que se registraron 3.395 asesinatos entre enero y noviembre anteriores, cifra muy superior a la registrada en todo 2004 cuando hubo 2.762 asesinatos.