Internacionales

New York Times acusa a Bush de espionaje

Presidente habría autorizado medidas de espionaje, sin autorización de la Corte, a norteamericanos y extranjeros buscando vínculos con Al Qaeda

El presidente George W. Bush autorizó en 2002 a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) a espiar a miles de ciudadanos estadounidenses y extranjeros en Estados Unidos sin una orden de la corte, denunció este viernes en su edición The New York Times.
La actividad sin precedentes de la NSA, cuya misión es espiar las comunicaciones extranjeras, tuvo como objetivo el obstaculizar complots terroristas luego de los ataques de Al-Qaeda del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, señaló el diario citando a funcionarios gubernamentales.
Bajo una orden presidencial firmada en 2002 -según dijeron funcionarios no identificados- la NSA monitoreo llamadas telefónicas internas y mensajes de correo electrónico internacionales de cientos, tal vez miles, de personas dentro de Estados Unidos sin contar con una orden de la corte, en un esfuerzo por detectar "números sucios" vinculados a Al-Qaeda.
"Esto es realmente un cambio radical", dijo un ex alto funcionario especializado en la ley de seguridad nacional. "Es casi uno de los pilares de este país que la NSA sólo realiza investigaciones extranjeras" y no hacia el interior de Estados Unidos.
Noticia había sido retrasada
Algunos funcionarios familiarizados con la marcha de esta operación de espionaje se cuestionan sobre si estas investigaciones no han cruzado los límites constitucionales de las vigilancias legales.
The New York Times retrasó la publicación de esta información sobre la NSA durante un año a pedido de la Casa Blanca, que expresó su preocupación sobre divulgar este hecho, ya que podría poner en peligro las investigaciones en marcha y alertar a presuntos terroristas de que estarían bajo vigilancia.
Según varios funcionarios, este programa de espionaje interno ayudó a desbaratar varios complots terroristas, incluyendo al que involucró al chofer de camiones de Ohio, Iyman Faris, quien en 2003 fue encontrado culpable de apoyar un plan de Al-Qaeda para destruir el puente de Brooklyn en Nueva York.