Internacionales

Ajmadinejad tilda de "mito" al Holocausto

* Declaraciones de presidente iraní provocan airada reacción de Israelí y de otras naciones occidentales

TEHERÁN /AFP -El presidente ultraconservador de Irán, Mahmud Ajmadinejad, dijo el miércoles que el Holocausto es un "mito" y que su país no cederá "ni un ápice" en la cuestión nuclear, cuando falta una semana para la reanudación de las negociaciones con la troika europea sobre este tema.
"Ellos (los occidentales) inventaron el mito de la masacre de los judíos y lo colocan por encima de Dios, de las religiones y de los profetas. Si alguien en su país pone en duda a Dios, no le dicen nada, pero si se critica el mito de la masacre de los judíos, los altavoces sionistas y los gobiernos a sueldo de los sionistas comienzan a vociferar", declaró Ajmadinejad ante varios miles de personas durante un mitin en la provincia de Sistán-Baluchistán (sudoeste).
"Si ustedes dicen la verdad al afirmar que mataron y quemaron a seis millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial (...). Si ustedes cometieron esa masacre, ¿por qué son los palestinos los que deben pagar el precio? ¿Por qué, con el pretexto de esa masacre, ustedes vinieron al corazón de Palestina y del mundo islámico? (...), ¿Por qué haber creado un régimen sionista artificial?", se preguntó Ajmadinejad refiriéndose a los Occidentales.
“Ésta es nuestra propuesta: entreguen un trozo de su tierra en Europa, en Estados Unidos, en Canadá o en Alaska para que ellos (los judíos) creen su Estado", agregó. "Pueden estar seguros de que si lo hacen, el pueblo iraní no protestará más contra ustedes y apoyará la decisión", dijo.
La reacción de Israel fue casi inmediata. En declaraciones a la AFP, Raanan Gissin, portavoz del primer ministro israelí Ariel Sharon, sostuvo que Israel dispone de los medios militares necesarios para defenderse de Irán.
"Gracias a Dios, Israel dispone de los medios para destruir al régimen extremista de Irán. No habrá una segunda ‘solución final’", declaró Gissin, aludiendo al Holocausto.
Por su parte, la Unión Europea condenó "inequívocamente" las afirmaciones del presidente iraní contra Israel y afirmó que eran incompatibles con "un debate político civilizado".
Varios países europeos, como Alemania, Austria y España, denunciaron las "chocantes" afirmaciones del presidente Ahmadinejad, y opinaron que no favorecen "el proceso de paz entre árabes e israelíes" ni la estabilidad en la región.
El portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, dijo que eran declaraciones "vergonzosas" que no hacen más que subrayar la importancia de que la comunidad internacional continúe cooperando "para evitar que Irán desarrolle armas nucleares".
En octubre pasado, el presidente iraní indignó a la comunidad internacional al declarar que el Estado hebreo "debe ser borrado del mapa".
El jueves pasado volvió a desencadenar una ola de protestas en los países occidentales al poner en duda el Holocausto, que costó la vida de al menos seis millones de judíos, y sugerir que Alemania y Austria deberían acoger en su territorio a un Estado israelí que en su opinión constituye un "tumor".
Por su parte, Israel acusa a Irán de intentar fabricar armas atómicas escudándose en su programa nuclear civil. El jefe del estado mayor israelí, Dan Halutz, afirmó el martes que Irán tendrá dentro de tres meses capacidad tecnológica para fabricar una bomba nuclear.
En ese sentido, Ajmadinejad, quien este miércoles habló en tono firme, destacó que su país no cederá jamás en materia nuclear. El 21 de diciembre deben reanudarse las negociaciones entre Irán y la troika europea --integrada por Francia, Alemania y Gran Bretaña-- para garantizar que el programa nuclear iraní no sea utilizado para la fabricación de armas atómicas.
"Pueden estar seguros de que no cederemos ni un ápice en nuestros derechos legítimos en materia nuclear", dijo Ajmadinejad a la muchedumbre.