Internacionales

Acusan a Siria por asesinato de Gebrani Tueni


BEIRUT /AFP -Beirut estaba conmocionada el martes, un día después del asesinato del diputado y periodista antisirio Gebrane Tueni, hecho que condujo al gobierno a reclamar un tribunal internacional, pese al riesgo de una crisis ministerial a causa de las reticencias de sus ministros chiítas.
La mayoría parlamentaria en el Líbano acusó el martes al régimen de Damasco del asesinato de Gebrane Tueni, y dio su apoyo a la petición del gobierno de instaurar un tribunal internacional y abrir una investigación sobre los atentados que han sacudido al país.
La capital libanesa se encontraba en calma, pero la situación era tensa. El tráfico era fluido y numerosos comercios habían conservado sus puertas cerradas mientras que las patrullas del ejército fueron reforzadas.
Las escuelas y las universidades cerraron sus puertas por decisión del ministro de Educación, Jaled Kabbani.
La coalición de los partidos y personalidades antisirias decidió llevar a cabo una reunión en los locales del diario An Nahar, cuyo director era Gebrane Tueni, con el fin de reactivar la movilización popular antisiria.
"Esta movilización busca oponerse a la maquinaria infernal que mata a los libaneses y que no ha sido aún desmantelada. La planificación del asesinato tuvo lugar en Damasco y los agentes libaneses de Siria se encargaron de la ejecución", afirmó a la AFP el diputado Akram Chuhayeb, miembro de la mayoría parlamentaria.