Internacionales

Helicóptero EU cae en Colombia


BOGOTÁ / AFP -Un helicóptero de Estados Unidos cayó en el Océano Pacífico, a unas 280 millas náuticas (500 km) del puerto colombiano de Buenaventura, en aguas internacionales, informó a la AFP una fuente de la Armada colombiana.
La aeronave transportaba entre tres y cinco militares estadounidenses y había partido de una fragata de guerra norteamericana que vigila la zona, señaló la fuente.
Armada colombiana busca helicóptero de EU que cayó en el Pacífico
La Armada colombiana envió un avión y embarcaciones hacia una zona de aguas internacionales en el Océano Pacífico en donde este martes cayó un helicóptero estadounidense.
"En este momento la Fuerza Naval del Pacífico se encuentra realizando tareas de búsqueda, y de hecho un avión patrullero marítimo fue enviado a la zona", dijo un portavoz de esa división de la Armada colombiana, con sede en el puerto de Buenaventura.
Según la Armada, el helicóptero estadounidense cayó a unas 280 millas náuticas (500 km) del puerto de Buenaventura, el principal de Colombia sobre el Pacífico.
La aeronave transportaba entre tres y cinco militares estadounidenses y había partido de una embarcación de guerra norteamericana que vigila la zona habitualmente, indicó otra fuente de la misma institución.
"Aún no se conocen las causas que provocaron la caída del aparato, ni la suerte corrida por sus ocupantes", señaló la fuente consultada en Bogotá por la AFP.
Una versión de radios colombianas señaló que se trata de un helicóptero Black Hawk, que cayó al agua cuando realizaba un vuelo de rutina.
Autoridades locales del puerto de Buenaventura, el principal de Colombia sobre el Pacífico, señalaron que se activó un plan de emergencia para brindar atención médica a los ocupantes del helicóptero de ser necesario.
Embarcaciones de guardacostas y la marina de Estados Unidos cumplen habitualmente tareas de vigilancia en el Océano Pacífico para interceptar embarcaciones con cargamentos de droga.
Según informes de las Fuerzas Armadas colombianas, el Océano Pacífico se ha convertido en una ruta habitual para el tráfico de drogas, debido a los fuertes controles que se han implementado en el Mar Caribe.