Internacionales

Votaron los primeros trescientos mil iraquíes


BAGDAD /AFP -Los votos de unos 300,000 iraquíes --entre enfermos, presos y miembros de las fuerzas del orden-- marcaron el comienzo de las elecciones legislativas de Irak este lunes, en una nueva jornada de violencia que dejó en Bagdad siete muertos y 32 heridos.
"No hemos recibido ninguna queja", declaró un responsable de la Comisión Electoral, Farid Ayar, una hora antes de que terminaran las operaciones de voto que comenzaron a las 07H00 locales (04H00 GMT) en 258 colegios electorales situados en hospitales, prisiones y escuelas.
El jueves le tocará el turno a los más de 15,5 millones de iraquíes con derecho a voto, mientras que los iraquíes que viven en el extranjero podrán ejercer su derecho de martes a jueves en 15 países de todo el mundo.
En las legislativas del 15 de diciembre se elige a los 275 diputados del Parlamento iraquí de los próximos cuatro años, entre un total de 7,000 candidatos que se presentan en las 18 circunscripciones del país.
Se trata de la última etapa de un proceso destinado a dotar a Irak de instituciones permanentes y son la tercera cita electoral que celebra Irak en 2005, tras las elecciones generales del 30 de enero y el referéndum sobre la Constitución del 15 de octubre.
Las votaciones de este lunes no alejaron la habitual violencia que vive Irak, y, así, se vieron marcadas por una serie de atentados y enfrentamientos en la capital iraquí que causaron siete muertos y 32 heridos.
El presidente estadounidense, George W. Bush, también recordó a las víctimas civiles iraquíes en su tercer discurso pronunciado este lunes para defender la estrategia de Washington en Irak antes de la cita electoral del jueves.
Bush aseguró que unos 30,000 civiles iraquíes murieron desde la invasión de Irak, en marzo de 2003, al tiempo que juzgó como "inaceptable" el uso de la tortura en las prisiones iraquíes.
En este contexto de violencia, el Ejército estadounidense anunció la muerte de dos militares en sendos ataques llevados a cabo el domingo y el lunes, antes de la puesta en marcha de un imponente dispositivo de seguridad ante las amenazas de los grupos armados extremistas de cara a la cita electoral.
El primer ministro saliente, el religioso chiíta Ibrahim Jaafari, declaró su esperanza de que el jueves sea un día tranquilo al tiempo que defendió la actuación de su gabinete que, en su opinión, mejoró la organización de los servicios de seguridad, recaudó más dinero para las arcas estatales y consagró el principio de la alternancia pacífica en el poder.
Con respecto a las medidas de seguridad adoptadas, Irak quedará prácticamente paralizado durante el período electoral, se prohibirá llevar armas y se establecerá un toque de queda nocturno en todo el país, así como el cierre de las fronteras y de los aeropuertos del 14 al 16 de diciembre.
En cuanto a los grupos extremistas, principal peligro de desestabilización de cara a la cita electoral, cinco grupos ligados a la red terrorista Al Qaida, entre ellos el del jordano Abu Musab al Zaraqui, ya decretaron "ilícitas" estas elecciones y anunciaron su intención de continuar "la guerra santa" para establecer un Estado islámico en Irak.
"Participar en este supuesto proceso político, en este proyecto satánico (...) es ilícito y se opone a la charia (ley islámica)", recalcan los cinco grupos que se definen como "yihadistas salafitas" en un comunicado común dado a conocer el lunes por Internet.
Un total de 228 "entidades políticas" y 21 alianzas participarán en los comicios. Entre ellas destacan una lista religiosa chiíta, una lista kurda y una coalición liberal encabezada por el laico chiíta y ex primer ministro, Iyad Alaui.
Los árabes sunitas, que se abstuvieron de participar en las elecciones de enero, están agrupados en dos alianzas. La primera es el Frente iraquí de la Concordia, que agrupa al Partido islámico, a la Conferencia del Pueblo de Irak y al Consejo del diálogo nacional.
La otra lista está encabezada por otro responsable de este último grupo, Saleh Motlaq. Otras listas representan también a las minorías cristiana y turcomana y también hay una lista islámica kurda.