Internacionales

Periodista y diputado libanés muere en atentado


BEIRUT /AFP -El diputado libanés Gebrane Tueni, un cristiano antisirio, director del diario de gran tirada An Nahar, murió este lunes en Beirut, en un atentado con coche bomba que fue duramente condenado por el Consejo de Seguridad de la ONU.
Tres personas más murieron y 10 resultaron heridas, dos de ellas graves, en este ataque ocurrido en vísperas de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el asesinato del ex primer ministro libanés Rafic Hariri.
Inmediatamente después del atentado contra Tueni, numerosas personalidades políticas libanesas acusaron a Siria de estar detrás del atentado, lo que este país desmintió de inmediato.
En efecto, el ministro sirio de Información, Mehdi Dajallá, se apresuró a "denunciar con fuerza" el asesinato de Tueni, de 48 años, cuyo funeral se celebrará el miércoles en la catedral greco-ortodoxa del centro de Beirut, según informó a última hora del lunes su familia.
El Range Rover blindado de Tueni fue lanzado hacia un precipicio por la explosión de un coche bomba al paso del convoy en el que iba, hacia las 09H00 hora local (07H00 GMT), en Mkalles.
Unos 10 vehículos fueron pulverizados por la potente explosión y los vidrios estallaron en un radio de 500 metros.
Los cadáveres del diputado y de su chofer, Nicolas Flouti, fueron sacados de los restos calcinados del automóvil. Los equipos de socorro también sacaron otros dos cuerpos que todavía no fueron identificados.
Ante el nuevo atentado, el gobierno libanés decidió solicitar la ayuda de la ONU en la investigación de los asesinatos e intentos de asesinato de personalidades libanesas antisirias, incluido el de Tueni.
El ejecutivo de Beirut también tiene previsto pedir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que tome una decisión sobre "la creación de un tribunal de carácter internacional en el Líbano, o fuera del país, para tratar el asesinato de Hariri".
Estas decisiones provocaron que los cinco ministros chiítas de Hezbolá y de Amal, formaciones allegadas a Damasco y presentes en el ejecutivo libanés, "suspendieran" su participación en el gabinete, a la espera de examinar más profundamente las propuestas.
Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU "condenó, de la forma más dura" el asesinato de Tueni, al que calificó de "patriota y paladín de la libertad, la soberanía y de la independencia política del Líbano".
El asesinato del diputado es el decimocuarto que sufre el Líbano desde octubre de 2004. El tío del propio Tueni y actual ministro de Telecomunicaciones, Marwan Hamadé, logró escapar a un intento de asesinato. El último atentado mutiló en septiembre pasado a la periodista May Chidiac.
Tueni volvió en noviembre al Líbano tras haber vivido refugiado en París. La comisión de investigación de la ONU le había advertido sobre la existencia de una lista negra de personalidades susceptibles de sufrir atentados.
"Vi mi nombre en una lista de personas amenazadas", había declarado recientemente el periodista, convencido defensor de un Líbano fuera de cualquier tutela de Siria, que en abril retiró sus tropas del país vecino tras 29 años de presencia en suelo libanés.
El domingo, el diputado recibió la Legión de Honor en París, adonde viajó con su padre, para volver ese mismo día a Beirut.
"Gebrane Tuéni no ha muerto y An Nahar continúa", fue el título que el periódico del diputado decidió poner en su edición del martes, mientras los habitante se Beirut no lograban reponerse de su sorpresa por el nuevo crimen.
Las calles de la capital libanesa estaban vacías y los colegios y las tiendas cerrados. "Todos tenemos miedo", declaró un periodista de An Nahar haciéndose eco del sentir popular.
Por su parte, el primer ministro libanés, Fuad Siniora, quiso dejar claro tras el ataque que el gobierno no cederá ante los "asesinos", mientras que el secretario general de la ONU, Kofi Annan, Estados Unidos y la Unión Europea condenaron firmemente el atentado.
Éste se produjo un día antes de que se celebre una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para estudiar las conclusiones de la comisión de investigación sobre el asesinato del ex primer ministro Hariri.
El martes el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas examinará el informe elaborado por el jefe de la comisión, el juez alemán Detlev Mehlis.
La comisión pide en el documento "cooperación total e incondicional" de Siria en la investigación, pudo saber la AFP, que tuvo acceso al texto este lunes.