Internacionales

Maduro afirma que deja un país en crecimiento

Honduras es uno de los países más pobres del continente, con un ingreso per cápita de mil dólares en una población de siete millones de habitantes y más del 70% de ellos viviendo por debajo de la línea de pobreza.

El presidente de Honduras, Ricardo Maduro, que el 27 de enero de 2006 entregará el poder al ganador de los comicios del pasado domingo, afirmó este miércoles que dejará un país con buen crecimiento, del 4,5% al 5% del producto interno bruto (PIB).

"El crecimiento del PIB este año va a ser de 4,5 a 5%, de los más altos de América Latina, y el déficit fiscal con relación al PIB va a quedar en 2,5%, lo recibimos en 5,3%", detalló el mandatario.

Maduro dijo también que heredará al próximo Gobierno la condonación de la deuda, un mayor ingreso fiscal, una más baja inflación, una menor devaluación, una reducción sustancial de la delincuencia y un aumento de los ingresos fiscales.

Aunque con un fuerte sacrificio de la población, que soportó tres programas de ajuste en los impuestos, el gobierno de Maduro logró la condonación de unos 3.000 millones de dólares de su deuda externa de 5.200 millones.

Esto redundará en un ahorro anual de unos 200 millones de dólares, que se destinarán a aplicar una "Estrategia de Reducción de la Pobreza".

Guerra a las “maras”

"En el Gobierno de Carlos Roberto Reina (del PL, 1994-1998) la inflación era en promedio de 24% anual, en el anterior (de Carlos Flores, también del PL) fue de 11,5%, nosotros estamos dejándola en 8%", afirmó el mandatario.

"Cuando llegamos habían 45 secuestros y si tenemos cuatro (al año), vamos bien, la tendencia es favorable. En el crimen hay que ver de dónde venimos y para dónde vamos", agregó el presidente.

Maduro ganó las elecciones de noviembre de 2001 prometiendo combatir a las pandillas juveniles o maras que, integradas por unos 100.000 miembros según fuentes oficiales, atemorizaban a la población.

De acuerdo con el gobierno estas pandillas -especialmente la Mara Salvatrucha (MS) y la M-18, consideradas las más violentas- han sido neutralizadas a más del 50%.

El mandatario indicó que también este Gobierno ha aumentado el ingreso fiscal logrando que una mayor cantidad de empresas tributen, para lo cual tuvo que aplicar mano dura y cerrar temporalmente más de 2.000 negocios que evadían al fisco.

Lucha contra la corrupción

En materia de corrupción, detacó el encarcelamiento de 13 banqueros por la quiebra de 16 instituciones financieras, las cuales tuvieron que devolver el equivalente a unos 105 millones de dólares, que el gobierno pagó a los ahorristas.

El mandatario manifestó que no está claro sobre si él tiene una cuota de responsabilidad en la virtual derrota del candidato del oficialista Partido Nacional (PN, también de derecha), Porfirio Lobo, en las elecciones del domimgo.

"La información en mi administración es menor que lo que se ha hecho, y depende de lo que haya percibido la gente de lo que hicimos", habría influido la administración en la cantidad de votos que obtuvo el PN en las elecciones, manifestó el mandatario.