Internacionales

Explota mina de carbón en China


QITAIHE, China /AFP -Al menos 134 mineros murieron en una de las peores catástrofes mineras en China, registrada el domingo por la noche en una mina de carbón de la provincia de Heilongjiang, en el noreste del país, mientras otras 15 personas permanecían atrapadas en el interior.
Según el Servicio de Noticias de China, semioficial, de los 221 mineros que trabajaban el domingo por la noche en un pozo de esta mina de carbón estatal, 72 han sido rescatados de los escombros y otros 15 permanecen atrapados con lo que el balance puede aumentar.
La radio estatal había informado antes de que 88 mineros habían perdido la vida, 36 seguían atrapados y 97 habían sido rescatados con vida.
El drama se produjo el domingo hacia las 21H40 (13H40 GMT) cuando 221 mineros trabajaban en el fondo de un pozo de la mina de Dongfeng en la comuna de Qitaihe, en Heilongjiang (noreste), a 200 km al oeste de la frontera con Rusia, y que pertenece al grupo minero público Longmei.
Según la televisión nacional, que mostró imágenes de las operaciones de salvamento, la explosión podría haberse debido a problemas de ventilación, una hipótesis sostenida por los principales medios de comunicación chinos.
Algunos habitantes contactados por teléfono indicaron que la mina, una de las más antiguas de la región y una de las más pequeñas del grupo Longmei, opera desde 1958. "Nunca había oído hablar de un accidente grave antes de ahora", declaró uno de ellos.
China es el país con mayor número de accidentes mineros. Este lunes se confirmó la muerte de 18 personas en otro accidente minero ocurrido el jueves en la provincia de Hebei (norte).
En agosto, uno de los accidentes más graves ocurridos hasta ahora ocasionó la muerte a 123 trabajadores en la provincia de Guangdong (sur). El país tiene unas 24,000 minas de carbón, aunque no se dispone de estadísticas oficiales sobre el número de personas que trabajan en el sector.
A pesar del cierre de minas ilegales o de las que funcionan con condiciones de seguridad precarias, los accidentes dejan cada año cerca de 6,000 muertos, aunque estimaciones independientes sitúan el número de víctimas en torno de las 20,000 anualmente.
Según las estadísticas gubernamentales, el número de víctimas aumentó en 8.5% en los ocho primeros meses de 2005, en relación al mismo periodo de 2004. Con estas cifras en la mano, el gobierno anunció el lunes que ha pedido a los propietarios de minas que extremen la seguridad.
"El secretario general (del Partido Comunista Chino), Hu Jintao, y el primer ministro Wen Jiabao han ordenado a menudo a los departamentos concernidos que adopten las medidas de seguridad necesarias para reforzar la seguridad y prevenir los accidentes", indicó la administración de Estado para la Seguridad Industrial, en su página internet.
El 70% de la producción eléctrica en China, cuya máquina económica trabaja a pleno gas, depende del carbón y las minas de carbón funcionan noche y día. La energía sigue siendo el embudo de la economía china: 26 de las 31 provincias y regiones del país registraron cortes de corriente en el primer trimestre del año.
Para responder a la demanda, el gobierno prevé aumentar la producción de carbón de los 2,100 millones de toneladas de 2004 a 2,400 millones en cinco años.