Internacionales

Abundancia y hambre en “Día de Acción de Gracias”

Las comidas opíparas típicas de esta festividad contrastan con las penurias que sufren unas 37 millones de personas en EEUU a causa de la pobreza, según un informe del Centro para Prioridades Políticas y Presupuestarias (CBPP).

Cerca de 60 millones de personas viajan en EEUU para festejar con sus familias, mañana el "Día de Acción de Gracias", pero unos 37 millones de pobres no tendrán muchos motivos para celebrar.

Las comidas opíparas típicas del "Día de Acción de Gracias" contrastan con las penurias que sufren unas 37 millones de personas a causa de la pobreza, según un informe del Centro para Prioridades Políticas y Presupuestarias (CBPP).

En el "Día de Acción de Gracias", los estadounidenses consumen cerca del 17 por ciento de toda la producción anual del pavo, cargado de simbolismo histórico y considerado el "rey" de la cocina en estas fechas festivas.

La simbología del pavo en EEUU data desde los primeros colonos europeos en este país, que encontraron en estas aves un preciado recurso de supervivencia para alimentarse durante los duros años iniciales de asentamiento.

Pero antes de compartir la cena tradicional con pavo relleno, verduras, salsa de arándanos y abundantes postres, el primer paso para muchos es planear su itinerario de viajes.

Tráfico pesado

En la víspera del día festivo, millones de estadounidenses viajan por avión, trenes y automóviles para visitar amigos y familiares en distintos puntos del país, en lo que se considera el día de mayor tráfico viario de todo el año.

En lo que se ha convertido en un rito anual, las imágenes de televisión muestran colas aparentemente interminables en los aeropuertos, carreteras y estaciones de tren, con noticias aisladas sobre accidentes de carretera.

La Asociación de Transporte Aéreo (ATA), que aglutina a las principales aerolíneas del país, ha dicho que alrededor de 21,7 millones de personas habrán tomado vuelos comerciales entre el 19 y 29 de noviembre, un poco más de la cifra del año pasado.

Más de 120.000 personas viajarán a su destino final mediante de Amtrak, el sistema nacional de ferrocarriles.

Mientras, la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA) señaló que, pese al alza en los precios de la gasolina y del alojamiento, 37,3 millones de estadounidenses recorrerán al menos 80 kilómetros, lo que normalmente causa grandes retenciones en las principales autopistas del país.