Internacionales

Pinochet urdió compleja trama financiera

Las cuentas en el exterior fueron abiertas por medio de "inversionistas no residentes en dichos países" o sociedades financieras constituidas con identidades o pasaportes falsos.

El ex dictador chileno Augusto Pinochet, con arresto domiciliario desde hoy, ocultó con su familia casi 27 millones de dólares en un centenar de cuentas bancarias abiertas en el exterior a través de una intrincada red financiera, según antecedentes judiciales.

En las maniobras Pinochet cometió fraude tributario, falsificó documentos públicos y omitió maliciosamente información en la declaración de sus bienes que entregó en 1989, según la resolución del juez Carlos Cerda que este miércoles decretó su arresto y procesamiento.

El ex dictador, a punto de cumplir 90 años, quedó detenido en su residencia de Santiago, mientras espera que la Corte de Apelaciones de Santiago confirme la libertad bajo fianza que de inmediato le concedió el juez Cerda, previo pago de una caución de 22.600 dólares.

Desde que estaba en el poder

La compleja trama financiera para ocultar su fortuna en el exterior, en la que también aparecen vinculados su esposa Lucía Hiriart y el menor de sus cinco hijos, Marco Antonio, comenzó a tejerse en 1981, ocho años después de que Pinochet se instalara en el poder tras derrocar al presidente socialista Salvador Allende (1970-1973).

Sus actividades se incrementaron a partir de 1990, cuando el ex dictador dejó el poder después de perder un histórico plebiscito mediante el cual buscaba extender su régimen por otros ocho años.

Tras entregar el gobierno el 11 de marzo de 1990 al ex presidente demócrata cristiano Patricio Aylwin, Pinochet se mantuvo durante los ocho años siguientes en la comandancia en jefe del Ejército.

Desde ese puesto realizó los mayores depósitos en las cuentas que mantuvo en el Riggs Bank de Washington y entidades financieras de otros países, en las que hasta 2004 acumuló unos 27 millones de dólares, de acuerdo con la investigación judicial.

Sociedades fantasmas

Las cuentas fueron abiertas por medio de "inversionistas no residentes en dichos países" o sociedades financieras constituidas con identidades o pasaportes falsos, estableció el juez Cerda.

Al ser abiertas por inversionistas no residentes, los fondos depositados quedaron excluidos de tributación, mientras que al utilizar identidades falsas Pinochet logró percibir ganancias no declaradas y evitó aparecer vinculado a esas operaciones ante las autoridades fiscalizadoras.

En estas maniobras Pinochet utilizó identidades adulteradas como variantes de su nombre, como Augusto P. Ugarte; A. Ugarte; José Ramón Ugarte y J.P. Ugarte, además de alias de "Daniel López" y "John Long".

Mala memoria

En total logró evadir en impuestos más de 2,2 millones de dólares, de acuerdo con la resolución judicial que este miércoles ordenó su arresto.

Pese a las evidencias, Pinochet negó en los interrogatorios haber evadido impuestos, aunque reconoció que utilizó algunos pasaportes falsos.

"Tengo la memoria muy mala, yo nunca evadí impuestos. Cuando tocaba hacer declaración de impuestos, me preparaban los papeles. Yo en realidad no intervenía, yo firmaba", le dijo Pinochet al juez.

"Yo era el Presidente de la República y como tal pedía algunas cosas. Algunos me dijeron que para mi seguridad me iban a dar algunos pasaportes, para mi seguridad, pero yo no usé esos pasaportes, no recuerdo qué pasó con ellos", señaló el ex dictador.

Ante el juez, Pinochet justificó además sus cuentas como un instrumento para eludir una "persecución" del juez español Baltasar Garzón, que en 1998 intentó sin éxito extraditarlo desde Londres a Madrid para juzgarlo por crímenes de lesa humanidad.

"Lo que recuerdo, magistrado, es que cuando me amenazaron que me iban a quitar los bienes, el señor Garzón, de España, y Joan Garcés, preguntaron a todos los bancos si yo tenía plata y decidí tener el dinero en varios bancos, para trasladar las platas en un momento dado, ante la presión de ellos; es lo que me acuerdo", afirmó Pinochet.

En este proceso, su hijo Marco Antonio y su esposa fueron procesados y arrestados el pasado 10 de agosto, como cómplices de evasión tributaria y fraude al Fisco

Lucía Hiriart recuperó su libertad al día siguiente, pero el menor de los hijos de Pinochet permaneció detenido durante tres semanas. Ambos siguen vinculados al proceso.