Internacionales

Termina campaña electoral en Honduras

La campaña estuvo cargada de confrontación y ofensas personales entre los candidatos.

La campaña electoral en Honduras termina hoy cuando también se ha iniciado la distribución del material que se utilizará en los comicios generales del próximo domingo.

Toda actividad proselitista y propagandista quedará suspendida por el resto de la semana, y los partidos políticos sólo podrán difundir mensajes con sus propuestas de gobierno, según la Ley Electoral, que también prohíbe la publicación de encuestas.

Un magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Saúl Escobar, declaró hoy a la prensa que "esperamos que los dirigentes políticos, los candidatos y los partidos cumplan lo establecido por la ley".

Los políticos "únicamente podrán usar los medios de comunicación para hacer divulgación de sus programas de gobierno", enfatizó.

Los dos principales candidatos presidenciales: Porfirio Lobo, del gobernante Partido Nacional, y Manuel Zelaya, del Liberal, cierran hoy sus campañas en Tegucigalpa, tras hacerlo el fin de semana en otras zonas del país.

Los candidatos de los partidos minoritarios: Juan Almendares, de Unificación Democrática (izquierda); Carlos Sosa Coello, de Innovación y Unidad-Social Demócrata, y Juan Ramón Martínez, de la Democracia Cristiana, terminaron sus campañas el fin de semana.

Confrontación y ofensas

La campaña ha estado cargada de confrontación y ofensas personales entre los candidatos Lobo y Zelaya, los únicos con opciones de ganar porque sus partidos son los mayoritarios del país.

Analistas políticos independientes y la prensa hondureña han criticado lo sucia que ha sido la campaña, en la que oficialistas y liberales también se han acusado de corrupción.

"Hoy termina el negativo pugilato verbal", señaló hoy el diario "La Tribuna" en su editorial, y calificó la campaña de "guerra de odiosidades", mientras que "El Heraldo" dijo que este período electoral ha estado "salpicado de insultos, calumnias y demagogia".

Distribuyen material electoral

Al tiempo que los principales candidatos preparaban el fin de sus campañas, el primer convoy de las Fuerzas Armadas con material electoral salió hoy de Tegucigalpa hacia los departamentos de Atlántida, Colón y Yoro (norte), y Ocotepeque y Lempira (oeste).

El ministro hondureño de Defensa, Federico Brevé, dijo que durante el resto de la semana se repartirá el material en los otros 13 departamentos de Honduras y que el último lugar será Tegucigalpa, el sábado.

En la operación participarán unos 9.000 efectivos, 1.100 vehículos, 35 embarcaciones y siete helicópteros, explicó Brevé a la prensa en el centro de acopio electoral.
El jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), el venezolano Moisés Benamor, quien presenció la salida del convoy con material electoral, dijo a la prensa que "este aspecto del proceso se ha adelantado bien".

"Este es un punto de partida importante" para la celebración de las elecciones, comentó Benamor, y subrayó que esta etapa "se está llevando con bastante normalidad".

Según el padrón electoral, de los siete millones de habitantes que tiene Honduras, 3.976.549 podrán ejercer el sufragio el próximo domingo, para escoger a un presidente, un vicepresidente, 128 diputados y 298 alcaldías municipales.

Más de 13 mil urnas

Para ello serán instaladas 13.832 urnas distribuidas en 5.312 mesas en todo el país.

También habrá una treintena de urnas en cinco ciudades de EEUU: Washington, Nueva York, Miami, Los Angeles y Houston, para que puedan votar unos 12.500 hondureños residentes en ese país, adonde el material electoral se envió la semana pasada, según el TSE.

Se esperará una evaluación de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) para determinar si hay alteración en el proceso electoral en sectores afectados por las lluvias de la tormenta "Gamma", dijo hoy el presidente del TSE, Arístides Mejía.

A pesar de la prohibición de difundir encuestas, los dos partidos mayoritarios han publicado algunas, en las que cada uno da como favorito a su candidato.

El ganador de las elecciones sustituirá en la Presidencia de Honduras al actual gobernante, Ricardo Maduro, para el período 2006-2010.