Internacionales

Más de 300 damnificados por lluvias en Panamá y Costa Rica

Ineter informó que en las próximas 24 horas, bajas presiones sobre las Regiones Autónomas del Atlántico, continuarán originando precipitaciones de ligeras a moderadas y en ocasiones fuertes, principalmente en estas regiones de Nicaragua.

Al menos un desaparecido, 150 familias damnificadas y 300 evacuados han dejado las fuertes lluvias caídas en las últimas 24 horas en Panamá y Costa Rica, informaron hoy fuentes de organismos protección civil de ambos países.

Un sistema de baja presión en el Caribe provocaron torrenciales lluvias en la provincia de Chiriquí, en el oeste de Panamá y limítrofe con Costa Rica, dejando al menos un menor desaparecido y unas 150 familias damnificadas.

Fuentes del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC) dijeron hoy que las familias fueron llevadas a albergues temporales, debido a que sus casas sufrieron severas inundaciones.

Las lluvias causaron el desborde de varios ríos y arrastraron piedras y lodo en las fincas bananeras en Divalá y Barú, en el Pacífico, y bloquearon parte de la carretera Interamericana que une a este país con el resto de América Central.

Un desaparecido

Un menor fue dado por desaparecido en Divalá ayer tras las fuertes lluvias caídas en esa localidad del oeste de Panamá.

En Costa Rica, al menos 300 personas han sido evacuadas en la zona sur entre ayer y hoy, jueves, por los fuertes aguaceros que afectan esa región, informó la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Según un reporte de la CNE, las lluvias han provocado el desbordamiento de varios ríos en los cantones de Corredores y Golfito, provincia de Puntarenas, 309 kilómetros al sur de San José, así como derrumbes en varias carreteras de esa región.

Por su parte, agricultores de Corredores manifestaron a la prensa que el agua había dañado unas 1.000 hectáreas sembradas de arroz y una cantidad no estimada con plátano.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) reportó que las fuertes lluvias que afectan la zona del Pacífico Sur se deben a un sistema de baja presión en el Mar Caribe y se espera que se mantengan hasta el próximo fin de semana.

En Honduras, el sistema de baja presión en el Caribe provocó anoche torrenciales lluvias en el norte de ese país, informaron hoy fuentes de meteorología y de la Comisión Permanente de Emergencias (COPECO).

La COPECO indicó en un comunicado que ante el fenómeno natural, que se ha declarado "alerta amarilla y verde" (preventivas) en las regiones oriental, norte y occidente de Honduras.

Los informes preliminares de autoridades locales de ciudades como La Ceiba, El Progreso, San Pedro Sula y Puerto Cortés, en los departamentos de Atlántida, Yoro y Cortés, indican que los aguaceros de anoche inundaron partes bajas de esas regiones.

El temporal se podría extender hasta mañana, viernes, y el sábado, según la COPECO, que ha sugerido la suspensión de la navegación marítima en el Caribe, especialmente de embarcaciones pequeñas y medianas.

A finales de octubre pasado y principios de noviembre, la región noreste de Honduras fue afectada, primero, por lluvias ocasionadas por el huracán "Beta", aunque éste no impactó al país, y posteriormente por los aguaceros que dejó un frente frío.

Lluvias en El Salvador y Nicaragua

En el Salvador, el Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET) aseguró que hoy y mañana pueden producirse lluvias en el país debido a un sistema de baja presión que se convertiría en depresión tropical.

El SNET dijo en un comunicado que "se espera para ambos días vientos del noreste acelerados que serán capaces de arrastrar humedad del mar Caribe, por lo que se estiman lluvias débiles a moderadas y en forma aislada fuertes con mayor probabilidad al norte, oriente y centro del país".

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó de que en las próximas 24 horas, bajas presiones sobre las Regiones Autónomas del Atlántico, continuarán originando precipitaciones de ligeras a moderadas y en ocasiones fuertes, principalmente en estas regiones de Nicaragua.

En Guatemala, el Instituto Nacional de Meteorología aseguró que la onda tropical que afecta la parte sur de Centroamérica, no tendrá ningún impacto en ese país.