Internacionales

Sunitas iraquíes exigen investigación de torturas

* Servicios de seguridad “dominados por chiítas” estarían involucrados en numerosos casos

BAGDAD / AFP -Los dirigentes sunitas iraquíes, que dudan de la voluntad del gobierno de aclarar varios casos de tortura en una cárcel secreta de Bagdad, pidieron este miércoles una investigación independiente, mientras la violencia causó varias víctimas, entre ellas cinco marines.
Según los sunitas, los servicios de seguridad iraquíes, dominados por los chiítas, quienes también controlan los principales puestos en el gobierno de Ibrahim Jaafari, ejercen la tortura a gran escala.
El primer ministro ordenó el martes la investigación de 173 casos de prisioneros sin decisión de la justicia que están subalimentados y son torturados.
Estos presos, sunitas en su mayoría, fueron descubiertos el domingo por soldados norteamericanos en un edificio del Ministerio de Interior.
“No es un caso aislado, y reclamamos una investigación internacional para terminar estas vejaciones”, declaró a la AFP Abdel Salam Al Kubaissi, responsable de las relaciones exteriores del Comité de los Ulemas, principal entidad religiosa sunita.
El Partido Islámico, principal formación política sunita, coincidió en pedir “una investigación imparcial e internacional”. “Creemos que hay personas bien situadas en el gobierno que pueden estar implicadas”, declaró su portavoz.
“Llevamos un tiempo diciendo que hay detenciones sin base legal y que los servicios oficiales cometieron violaciones de derechos humanos, sobre todo casos de tortura”, explicó.
El Comité de los Ulemas afirma “tener testimonios de presos torturados”. “Entregamos a Amr Musa (secretario general de la Liga Arabe) documentos cuando vino a Bagdad”, declaró.
Acusó a “los servicios del Ministerio de Interior de detener a gente por la noche en su casa bajo la acusación de ser terroristas y después obtener confesiones bajo tortura que luego se transmiten en televisión”.
Varios son liberados al mes o a los dos meses “previo pago de dinero y sin haber encontrado pruebas”, añadió.
Cerca de 170 imanes del Comité “están detenidos sin juicio en los laberintos del Ministerio de Interior”, afirmó, y añadió que “sólo uno fue liberado y trasladado a Ammán para recibir tratamiento” médico.
“Otro prisionero (...) dijo haber pagado 110,000 dinares (unos 80 dólares) para ser liberado”, dijo el responsable, que añadió que tras su liberación “tenía marcas de electrochoques en su cuerpo”.
La misión de la ONU en Irak recibió muchas quejas de detenciones sin orden de justicia de sospechosos por parte de los servicios de seguridad.
La Fuerza Multinacional y la Embajada de Estados Unidos en Irak dijeron el martes que colaborarán con esta investigación. El propio Ejército de EU protagonizó el año pasado un escándalo por torturas a presos iraquíes en la cárcel de Abú Ghraib, en Bagdad.
Por otro lado, el Ejército estadounidense anunció la muerte de nueve de sus soldados en los últimos días. El miércoles, cinco marines murieron, además de 16 rebeldes, en enfrentamientos armados cerca de la frontera siria.