Internacionales

La CIA afirma que Fidel tiene mal de Parkinson


WASHINGTON / END

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) llegó a la conclusión de que el dirigente cubano Fidel Castro padece de Parkinson, y, en consecuencia, advirtió a los políticos norteamericanos que estén listos para afrontar problemas si la salud del líder cubano --que ya tiene 79 años-- empeora próximamente.
De ser cierta la afirmación de la CIA de que Castro padece una enfermedad que no es fatal pero que sí debilita, esto significaría que el líder cubano podría entrar en un período donde, según los médicos, los síntomas se harían más evidentes, las medicinas menos efectivas y las funciones mentales comenzarían a deteriorarse.
Si bien Raúl, el hermano de Castro y jefe de las Fuerzas Armadas, ha sido elegido como su sucesor, los analistas sobre Cuba temen que se desate un período tumultuoso durante el cual un Castro incapacitado se niegue a entregar el poder, pero a la vez tampoco pueda proyectar su fuerte personalidad a los 11 millones de habitantes que tiene la isla.
‘’Si Fidel empieza a temblar de una manera evidente --en público, por ejemplo-- eso le enviaría un mensaje contundente a todo el mundo’’, dijo Frank O. Mora, profesor de estrategia de seguridad nacional en la Universidad Nacional de Guerra.
Desde mediados de la década del 90 existen rumores de que Castro padece de Parkinson. En 1998, el gobernante cubano llegó incluso a bromear y a retar a los periodistas a un duelo a pistola a 25 pasos de distancia para demostrarles la gran estabilidad de su pulso.
Sin embargo, hace más o menos un año, la CIA comenzó a entregar informes a diferentes políticos estadounidenses de que sus médicos estaban convencidos de que a Castro se le diagnosticó la enfermedad alrededor de 1998, según afirmaron dos veteranos funcionarios del gobierno familiarizados con los informes. Ambos funcionarios pidieron conservar el anonimato, ya que si se filtra el contenido de los informes clasificados podrían estar violando las leyes de Estados Unidos.
‘’Hace aproximadamente un año, empezamos a ver algunas pruebas definitivas de que, en efecto, Castro tiene Parkinson’’, dijo uno de ellos.
No ha habido una confirmación independiente de la enfermedad de Castro, así como tampoco ningún indicio de cómo la CIA llegó a esta conclusión. El Departamento de Estado y la CIA no quisieron hacer comentario alguno sobre esta historia.
De cualquier modo, un funcionario del Departamento de Estado dijo que existen pruebas suficientes de que la salud de Castro está decayendo de forma significativa. Cada vez más sus palabras son confusas y se va por la tangente en sus discursos en público, aunque al parecer tiene sus días malos y sus días buenos. Es evidente que ‘’no es la misma persona que era hace apenas cinco años’’, agregó el funcionario.
Mientras tanto, otros insisten en que Castro está bien. ‘’Disfruta de excelente salud’’, expresó el mes pasado Ricardo Alarcón, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuando se le preguntó por qué Castro no había asistido a la Cumbre Iberoamericana en España.
Lógicamente, esto todavía pudiera demorarse un tiempo. Durante su reciente entrevista con el famoso futbolista argentino Diego Maradona, Castro dijo bromeando que los rumores de que su salud andaba mal eran tan frecuentes que “el día que me muera, nadie lo va a creer”.