Internacionales

Detienen en EU a jefes de Policía guatemalteca

* Jefe de Servicios Antinarcóticos junto a Director y subdirector de Policía Nacional capturados en Virginia * Los procesarán por “conspiración para ingresar grandes cantidades de droga a Estados Unidos” * Desde hacía seis meses los investigaban por sospechas de implicación con el narcotráfico

GUATEMALA / ACAN-EFE -Dos jefes y un oficial de la Policía antinarcótica de Guatemala fueron detenidos en Estados Unidos por el delito de “conspiración para ingresar drogas” a ese país, informó ayer una fuente oficial.
El ministro guatemalteco de Gobernación (Interior), Carlos Vielman, dijo ayer en rueda de prensa que la captura se registró el martes en Virginia, donde los dos jefes y el oficial quedaron sujetos a proceso judicial por “conspiración para ingresar grandes cantidades de droga” a Estados Unidos.
Los capturados son el jefe de los Servicios de Análisis e Información Antinarcótica (SAIA) de la Policía Nacional Civil (PNC), Adán Castillo y el subjefe Jorge Aguilar.
También fue capturado el encargado de la unidad de la SAIA en la portuaria de Santo Tomás de Castilla, en la Costa Atlántica guatemalteca, Rubilio Palacios.
Iban a supuesta “capacitación”
Los tres habían viajado el pasado lunes a Virginia para participar supuestamente en un curso de capacitación.
Sin embargo, el ministro del Interior explicó que desde hacía seis meses Estados Unidos les había alertado de que los dos jefes y el oficial estaban implicados en el narcotráfico, y por eso se les estaba investigando hasta que ayer fueron detenidos en Virginia.
El anuncio de la captura lo hizo el ministro Vielman, luego del decomiso ayer de 997 kilos de cocaína que llegaron en un barco procedente de Venezuela a Santo Tomás, en el Atlántico guatemalteco.
La droga, valorada en unos 12,93 millones de dólares, llegó en un contenedor que transportaba 497 toneles con cera, en 10 de los cuales estaba la cocaína, según Vielman.
Vielman explicó que el caso se manejó con total hermetismo debido al impacto y para evitar la fuga, y que las pruebas de cargo contra los detenidos están en poder de la justicia estadounidense.
“Nosotros seguimos combatiendo frontalmente la corrupción”, afirmó el ministro de Gobernación, quien no quiso ahondar en sus declaraciones aduciendo que las investigaciones pueden alcanzar a otras personas relacionadas con los cárteles del narcotráfico.
El presidente de Guatemala, Oscar Berger, comentó ayer a periodistas que el intercambio de información entre su país y Estados Unidos está dando resultados.
“Es un esfuerzo de los cuerpos de seguridad, estamos trabajando muy de la mano. Afortunadamente estamos capturando a personas que fungían como funcionarios, pero que estaban vinculados al crimen organizado y al narcotráfico”, subrayó.
Berger dijo que EU “es el gran consumidor y tiene que hacer su aporte para que podamos combatir este ilícito que tanto daño le hace al mundo y a la sociedad guatemalteca”.
El jefe de Estado anunció que ha solicitado la ampliación de la cooperación de la DEA para combatir el narcotráfico en su país. Tanto Berger como el ministro de Gobernación explicaron que tras este caso habrá una reorganización de la SAIA.
Durante el gobierno del presidente Alfonso Portillo (2000-2004) fue disuelto el Departamento de Operaciones Antinarcóticas (DOAN), que dio paso a la creación de la SAIA, luego del robo de casi una tonelada de cocaína de las bodegas policiales.
La detención de Castillo, Aguilar y Palacios se produjo el mismo día en que agentes de la SAIA descubrieran en el barco “Gala Puebla” que llegó a la Costa Atlántica procedente de Venezuela, 1.001 kilos de cocaína con un valor de 13,34 millones de dólares.
“Duro golpe” para cárteles
La captura de los jefes policiales guatemaltecos y el decomiso de la tonelada de cocaína, representa un “duro golpe” para los cárteles del narcotráfico que operan en Guatemala, de acuerdo con las autoridades, que no precisaron con qué cárteles colaboraban los agentes guatemaltecos detenidos en Virginia.
Guatemala, según Estados Unidos, es utilizada como “puente” por el narcotráfico internacional, y calculan que por el país pasan unas 150 toneladas de cocaína al año y el 10 por ciento se queda para consumo interno.
Fuentes de la cartera del Interior explicaron a ACAN-EFE que durante lo que va del 2005 se han decomisado 4.214 kilos de cocaína, frente a los 4.480 kilos que se decomisaron el año pasado.
En 2003, de acuerdo con las estadísticas, hubo decomisos por 9,183 kilos; en 2002 la incautación fue de 2,927; en 2001 sumaron 4,103; en 2000 fueron 1,517 kilos; mientras que en 1999 se incautaron 10 toneladas de cocaína.