Internacionales

ONU condena bloqueo a Cuba

* Asamblea general adopta resolución por amplia mayoría

La Asamblea General de la ONU adoptó este martes por amplia mayoría su decimocuarta resolución condenando el "bloqueo" o embargo comercial de Estados Unidos a Cuba.
Por 182 votos a favor, cuatro en contra --Estados Unidos, Israel, Islas Marshall y Palau-- y una abstención --Micronesia--, la Asamblea General recordó la "necesidad de poner fin al bloqueo económico comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba".
La Asamblea General reitera, asimismo, "su exhortación a todos los Estados a que se abstengan de promulgar y aplicar leyes y medidas" similares que incumplen "sus obligaciones de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, que entre otras cosas reafirman la libertad de comercio y navegación".
Las sanciones económicas estadounidenses a Cuba datan de 1961, tras la frustrada invasión de Bahía de Cochinos, y fueron decididas por el entonces presidente norteamericano, John F. Kennedy.
Fue la primera de una serie de medidas de carácter económico y comercial para aislar al régimen de Fidel Castro, a las que siguieron, entre otras, la Ley Helms-Burton, la Ley Torricelli y las restricciones a los viajes de los estadounidenses a la isla.
El canciller cubano Felipe Pérez Roque, que lideró la delegación cubana en el debate, dijo que "nunca fue tan cruel y despiadada la persecución de un gobierno de los Estados Unidos contra la economía y el derecho de los cubanos".
En declaraciones posteriores a la cadena de televisión CNN, el canciller dijo que la resolución es "un espaldarazo a la revolución cubana, es una muestra de apoyo internacional a nuestra lucha y una señal inequívoca de rechazo al bloqueo".
"Aunque EU pretenda ignorarla, constituye como una gotica de agua que va horadando un muro y un día abrirá un hueco en la muralla", agregó.
La resolución contra el embargo es presentada por Cuba desde 1992 ante la Asamblea General de la ONU --integrada por 191 países-- y ha gozado de un creciente apoyo de la comunidad internacional.
De los 59 países que apoyaron el texto en 1992, la cifra aumentó a 179 en 2004 y a 182 en 2005.
Entre los países latinoamericanos que explicaron su voto, el embajador de México en la ONU, Enrique Berruga, rechazó en nombre de su país las medidas unilaterales, y reiteró que "cualquier tipo de sanciones políticas, económicas o militares impuestas a los Estados, sólo puede emanar de las decisiones o recomendaciones que formulen el Consejo de Seguridad o la Asamblea General".
El término "bloqueo" es objeto de controversia, y según sus críticos no refleja lo que creen que se trata meramente de sanciones que no impiden que Cuba mantenga relaciones comerciales con otros países.
La versión en español de la resolución usa la palabra "bloqueo" y la inglesa "embargo". En la reciente cumbre iberoamericana de Salamanca (España), los países condenaron el "bloqueo" tomando la terminología de la ONU.
La Habana afirma que el "bloqueo" ha causado pérdidas por más de 82,000 millones de dólares hasta ahora, y que si el embargo no existiera la economía de la isla crecería a un ritmo del 10% anual.
El Producto Interno Bruto (PIB) de Cuba es de 35,000 millones de dólares, y "el bloqueo nos ha costado casi tres veces la producción total", explicó Pérez Roque.
La resolución de este año está marcada por las consecuencias del endurecimiento de este tipo de medidas por parte de la administración del presidente George W. Bush, que impuso nuevas limitaciones a los viajes a la isla y al envío de dinero por parte de los cubano-estadounidenses a sus familias, con la intención de que entren menos divisas a Cuba.
Por su parte, el gobierno cubano sacó hace un año de circulación el dólar en Cuba para transacciones internas, reemplazándolo por el peso convertible, que sólo tiene valor en la isla.
Las autoridades cubanas, reunidas en el Palacio de Convenciones de La Habana, festejaron la resolución.
El bloqueo "será enterrado completa y definitivamente", pues "llegará el día en que esa fracasada política será eliminada", dijo a los presentes el presidente del Parlamento local, Ricardo Alarcón de Quesada.