Internacionales

Fujimori también podría ser juzgado en Colombia

Vladimiro Montesinos, ex brazo derecho de Fujimori, es asociado por la Fiscalía colombiana como responsable de una operación de tráfico de 10.000 fusiles AK-47, adquiridos en Jordania en 1999, que fueron lanzados en territorio colombiano controlado por las FARC.

El arrestado ex presidente peruano Alberto Fujimori también podría ser juzgado en Colombia por un proceso de tráfico de armas que de Jordania llegó a la guerrilla de las FARC, y en el que habría intervenido su asesor Vladimiro Montesinos, según un senador colombiano.
"Le pedí al gobierno nacional actuar ante las autoridades peruanas para esclarecer si Fujimori está vinculado por el proceso de la venta de armas a las FARC", dijo a la prensa local el senador Jimmy Chamorro, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso colombiano.
Según el congresista, "de ser así, el ex presidente podría ser juzgado también en Colombia ya que las normas internacionales así lo permiten".
"El Gobierno puede considerar la posibilidad de juzgarlo en territorio colombiano. Debemos actuar con extrema sensatez y acoger los acuerdos de cooperación que están vigentes entre Colombia y Perú", concluyó el congresista.
Armas para las FARC
Montesinos, ex brazo derecho del destituido presidente Fujimori (1990-2000), es sindicado por la Fiscalía colombiana como responsable de una operación de tráfico de 10.000 fusiles AK-47, adquiridos en Ammán (Jordania) en 1999, que fueron lanzados en territorio colombiano controlado por las FARC.
Por este presunto delito el fiscal del caso pidió que se imponga a Montesinos 20 años de prisión y el pago de 3,2 millones de dólares.
Según la Fiscalía, el testimonio de un miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) vincuta tanto a Montesinos como a Fujimori en la operación de tráfico de armas.
Los fusiles llegaron en cinco embarques entre diciembre de 1998 y abril de 1999, en un avión Ilyushin IL-76, que lanzó en paracaídas las armas en el departamento selvático de Guainíam, controlado por esa guerrilla.
Según la investigación, las armas fueron recogidas por guerrilleros del frente 16 de las FARC, al mando de Tomás Molina Caracas, alias 'El Negro Acacio'.
Las autoridades colombianas también investigan denuncias según las cuales Fujimori recibió un aporte de un millón de dólares para financiar su campaña política a la presidencia de Perú, de manos del extinto capo del cartel de Medellín, Pablo Escobar.
En diciembre de 2004, la Fiscalía de Colombia ordenó la captura de Montesinos, y de otras 59 personas, la mayoría extranjeros, para que respondan por el contrabando de los fusiles.