Internacionales

Chofer de Bin Laden declarará ante la Corte Suprema de EEUU

Unos tres mil supuestos terroristas han sido capturados por el gobierno estadounidense y trasladados a campos de detención sin defensa legal.

El Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos decidió hoy que escuchará el caso de Salim Ajmed Hamdan, chofer de Osama Ben Ladin, quien permanece recluido en la base naval de Guantánamo como "combatiente enemigo".

La decisión del Supremo es un desafío a las atribuciones asumidas por el gobierno del presidente George W. Bush en la guerra contra el terrorismo.

Desde el comienzo de la denominada "guerra global contra el terrorismo", el gobierno de EEUU ha capturado a miles de personas en decenas de países, y ha trasladado prisioneros a campos de detención, sin defensa legal y sin amparo de las Convenciones de Ginebra.

El presidente Bush, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld y el ex secretario de Justicia John Ashcroft han comentado en varias ocasiones que EEUU "ha sacado de circulación" a unos 3.000 supuestos terroristas, pero nunca aclararon cuántos estaban detenidos y cuántos habían muerto.

La decisión de hoy presenta dificultades para el nuevo presidente del Supremo, John Roberts, quien, como juez de un Tribunal Federal de Apelaciones se sumó meses atrás al rechazo de una apelación de Hamdan, que cuestionaba la validez del juicio ante un tribunal militar especial.

El juez Roberts no participó en la decisión de hoy. Cientos de detenidos han permanecido recluidos en la base naval estadounidense de Bahía de Guantánamo, y decenas de ellos han participado en huelgas de hambre en protestas contra los maltratos, la falta de defensa legal y el cautiverio por tiempo indefinido.

El caso del yemení Hamdan hará que el Supremo se pronuncie sobre cuáles son los derechos de los extranjeros que han sido acusados por terrorismo y que enfrentan juicios ante un tipo de tribunales militares que EEUU no ha empleado desde la Segunda Guerra Mundial.