Internacionales

EU bombardea zona fronteriza con Siria

* “Cortina de Acero”, éste es en el nombre de la operación * Poca resistencia armada

Bagdad /EFE-El Ejército de EU lanzó este sábado al menos nueve ataques aéreos contra supuestos núcleos de la insurgencia en el oeste de Irak, dentro de la ofensiva denominada "Cortina de Acero", para "restablecer la estabilidad y la seguridad en las zonas iraquíes próximas a la frontera con Siria", informaron fuentes militares estadounidenses.
En la operación, que se inició la pasada madrugada, participan más de 2.500 soldados estadounidenses apoyados por cerca de un millar de militares iraquíes, entre ellos diversos guías locales.
La operación se centró en la ciudad de Husayba, cerca de la frontera con Siria, y uno de los principales centros por los que entran al país personas, equipamiento y dinero para cometer actos terroristas, según las autoridades iraquíes.
El Ejército estadounidense y las fuerzas iraquíes han encontrado "resistencia esporádica" --esencialmente con explosivos improvisados y fuego de armas ligeras-- durante su incursión en la ciudad, aseguraron las fuentes militares.
Desactivan bombas
Seis bombas y minas han sido desactivadas, y un supuesto coche bomba suicida fue destruido esta mañana en un ataque aéreo, añadieron. Hasta el momento, no se han proporcionado cifras de bajas en la operación, aunque algunos medios aseguran que los muertos iraquíes se contarían ya por docenas.
Según un comunicado del mando estadounidense, la operación "Cortina de Acero" trata de "destruir las células de la organización terrorista de Al Qaeda en la localidad de Husayba" y restablecer la seguridad en la región de cara a las próximas elecciones parlamentarias, que se celebrarán el próximo 15 de diciembre.
"Al Qaeda en Irak usa la permeable frontera (con Siria) para la entrada ilegal de combatientes, dinero y equipamiento al país para su uso en los ataques contra la población iraquí y las tropas de la coalición", afirmó el comunicado.
Destruyen viviendas
Testigos citados por la cadena "Al Yazira", afirmaron que la aviación estadounidense bombardeó, en la pasada madrugada, un barrio de Al Qaim, cerca de la frontera con Siria, donde varias viviendas y vehículos quedaron completamente destruidos.
Las tropas estadounidenses pidieron, mediante megáfonos, a los habitantes de Al Qaim que no saliesen de sus casas mientras se realizaban redadas e inspecciones en las viviendas, añadieron los testigos.
Según éstos, los accesos y salidas de la ciudad se encuentran cortados por soldados estadounidenses.
La vasta provincia sunní de Al Anbar, en el oeste de Irak, ha sido el escenario de otras dos grandes campañas antiterroristas lanzadas el mes pasado por el Ejército estadounidense, que considera esta región como el principal feudo de la insurgencia iraquí.
“Puño de hierro”
Como en la actual, lanzada para garantizar los comicios parlamentarios de diciembre, las dos anteriores se iniciaron antes del referéndum constitucional del 15 de octubre.
La primera, "Puño de Hierro", que tuvo como objetivo la misma área que la actual, se desarrolló en la primera semana de octubre en Al Qaim y concluyó con la muerte de más de 50 presuntos terroristas y ocho soldados estadounidenses, según el mando militar en Bagdad.
De forma simultánea a ésta se lanzó la operación "Boca del Río", en las áreas de Al Anbar limítrofes con el río Eufrates, donde se acabó con la vida de cerca de un centenar de presuntos insurgentes.
Pero además de las campañas militares, la zona fronteriza entre Irak y Siria es escenario habitual de bombardeos estadounidenses, que tratan, desde el aire, de acabar con supuestos refugios de terroristas.
El bombardeo aéreo, el pasado lunes, de un inmueble supuestamente habitado por combatientes de la red terrorista Al Qaeda en Karabilia, en la frontera con Siria, causó la muerte de 40 personas, según fuentes iraquíes.