Internacionales

Argentina en paro contra Bush

Paralizan el metro porteño, las principales universidades, tribunales de justicia y hospitales sólo atienden emergencias

Escuelas, hospitales, tribunales, universidades y oficinas públicas de Argentina quedaron virtualmente paralizadas este viernes, al adherir sus trabajadores a una huelga en repudio a la visita del presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

La jornada fue convocada por la minoritaria Central de Trabajadores Argentinos (CTA), con peso en la educación y en la administración pública, y hecha propia por decenas de entidades sindicales de base, organizaciones piqueteras y de derechos humanos y partidos políticos.

Se sumaron al paro los sindicatos docentes de la capital y de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Río Negro, entre otras, mientras que en otros distritos hubo clases públicas, radios abiertas y charlas alusivas a los alumnos.

Se toman universidades

En la estatal Universidad de Buenos Aires (UBA), además de la mayoritaria adhesión docente al cese de actividades, algunos centros de estudiantes ocuparon las sedes académicas, como la Facultad de Ciencias Sociales.

En hospitales públicos de la capital argentina, sólo atendían las guardias de emergencia, y fue importante el ausentismo en los tribunales.

Buenos Aires sin metro

El metro porteño tampoco tuvo actividad normal ya que, por segundo día consecutivo, una parte de sus empleados se negó a trabajar por temor a un atentado.

Voceros de la empresa prestataria del servicio de metros sugirieron que esa decisión fue en realidad un artilugio gremial para sumarse a las protestas contra Bush que se extienden en todo el país.