Internacionales

“Malos” versus “buenos” en Mar del Plata

A pesar de las protestas, la mayoría de los argentinos aprueba la presencia de Bush en el país

“¿Ustedes son de los buenos?” La pregunta la realiza un policía argentino en un control de carretera instalado a 180 kilómetros de Mar del Plata.

Uno de las decenas de puestos de vigilancia instalados ante el anunciado viaje de miles de personas que tienen la intención de participar hoy en varias manifestaciones y actos contra la política de EEUU y que estarán protagonizados por el ex futbolista Diego Armando Maradona y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Maradona tiene previsto llegar hoy a la ciudad costera en el llamado tren del alba, en el que también viajan, entre otros, el líder cocalero boliviano Evo Morales. El ex futbolista encabezará una marcha hasta el principal estadio de fútbol marplatense, y en éste tomará la palabra Hugo Chávez.

El mandatario venezolano apenas podrá hablar por espacio de una hora, ya que a las dos deberá estar en el hotel donde se celebra la apertura formal de la cumbre de las Américas.

En previsión de incidentes la policía ha sellado una zona de unas 250 manzanas alrededor de los hoteles que albergarán a las diferentes delegaciones y de los edificios donde se celebrarán las reuniones de trabajo.

Nadie puede acceder al interior de ésta sin un pase especial y esta medida incluye a los vecinos que se han visto obligados a acudir a la carrera a las comisarías debidamente identificados para obtener su tarjeta. Según el alcalde de Mar del Plata, Daniel Katz, la zona de seguridad apenas afecta al 7% de la población.

Ante el temor de que las protestas de grupos contrarios a la presencia de George W. Bush se vuelvan incontroladas, Katz ha pedido “respeto” por la ciudad y ha apelado al sentido práctico de los manifestantes. “Si rompen una vidriera o pinta el frente de una casa ni se va a enterar”.

© EL PAIS, SL. Todos los derechos reservados.